El precio del barril de petróleo registró hoy en Nueva York una leve suba y permitió que el Brent alcance nuevamente los 80 dólares, luego de que un informe oficial proyectara un incremento en la demanda de crudo, gas y combustibles durante 2023 y 2004.

La proyección se da en un mercado que continúa mostrando problema de suministros muy ajustados y se encuentra fuertemente condicionado por el desarrollo de la guerra en Ucrania y la crisis sanitaria en China.

El barril de la variedad WTI subió 0,6% y se negoció en 75,10 dólares mientras que el tipo Brent trepó 0,5% y se pactó en 80 dólares, según cifras suministradas por el New York Mercantil Exchange (NYMEX).

La Administración de Información Energética (EIA) de los Estados Unidos espera que el consumo mundial de combustibles líquidos, como gasolina, diésel y combustible para aviones, establezca nuevos máximos históricos en 2024, según una estimación publicada hoy.

La EIA pronosticó que el consumo mundial de combustibles líquidos supere los 100 millones de barriles diarios, en promedio, en 2023 por primera vez desde 2019 y luego promedie más de 102 millones de barriles diarios en 2024.

El informe da cuenta que la agencia espera que los precios del crudo disminuyan en 2023 y 2024, incluso cuando aumente el consumo de petróleo, en gran parte porque el crecimiento de la producción de crudo en los Estados Unidos y en el extranjero seguirá aumentando durante los próximos dos años.

La EIA pronosticó que el precio del petróleo crudo Brent de referencia europeo promediará menos de 80 dólares en 2024, más del 20% menos que en 2022.

"Nuestro pronóstico para el consumo mundial de petróleo depende de las condiciones económicas inciertas, especialmente en China", dijo el administrador de la EIA, Joseph De Carolis, para luego señalar que "la forma en que cambie la economía de China luego de los bloqueos pandémicos podría tener un impacto significativo en el consumo global de productos derivados del petróleo".

La EIA proyectó también que "los precios del gas natural disminuirán, en promedio, hasta 2023 y 2024 a medida que la producción nacional continúe creciendo, al igual que las exportaciones de gas natural licuado (GNL), ya que la demanda mundial seguirá siendo fuerte y se ponen en marcha más instalaciones de exportación de GNL de Estados Unidos.

Los contratos de gas natural para entrega en febrero bajaron 8,2% y se comercializaron en 3,60 dólares por millón de BTU.

Finalmente, el oro subió 0,2% y cerró en 1.882 dólares por onza.

(Télam)