Las solicitudes iniciales para el seguro de desempleo aumentaron levemente la semana pasada en EEUU, aunque se mantuvieron cerca de un mínimo pandémico, a medida que el mercado laboral avanza hacia una recuperación total, según informó hoy, en Washington, el Departamento de Trabajo .

Los reclamos aumentaron en 2.000 presentaciones a 373.000 en la semana que terminó el 3 de julio.

Las nuevas solicitudes semanales de beneficios por desempleo se han reducido a más de la mitad desde principios de año, ya que la demanda impulsa la contratación en empresas como hoteles y restaurantes.

"Los economistas esperan una mayor mejora del mercado laboral en la segunda parte de este año, y se prevé que la tasa de desempleo caiga por debajo del 5% en el cuarto trimestre", señaló la agencia Bloomberg.

Más de la mitad de los estados de EE.UU. están poniendo fin a los programas federales mejorados de beneficios por desempleo en medio de un debate en curso sobre si están obstaculizando los esfuerzos de contratación.

Los reclamos continuos de beneficios estatales en curso cayeron a un mínimo pandémico de 3,3 millones en la semana que terminó el 26 de junio. Eso podría reflejar que más estadounidenses aceptaron trabajos y cayeron en las listas de beneficios ahora que el suplemento semanal de 300 dólares ha terminado en muchos estados.

Oklahoma, Nebraska e Indiana, que han puesto fin a la Asistencia por desempleo pandémico para trabajadores autónomos, no vieron reclamaciones iniciales en ese programa la semana pasada.

Mientras tanto, las reclamaciones iniciales en Texas y Nebraska se recuperaron la semana pasada.

Pensilvania y Nueva York reportaron los mayores aumentos en las reclamaciones iniciales la semana pasada, mientras que los pedidos en Oklahoma y Maryland cayeron.

El último informe de empleos mostró que las nóminas aumentaron en 850.000 en junio, el mayor avance en 10 meses, lo que sugiere que las empresas estaban teniendo más éxito un mes después en la contratación de trabajadores para cubrir los puestos vacantes. Aún así, las vacantes se mantuvieron en un nivel récord en mayo, lo que apunta a un desajuste entre la oferta y la demanda de mano de obra.

(Télam)