Los precios del petróleo registraron hoy leves bajas entre la preocupación de los inversores por la debilidad de la demanda, en medio de casos crecientes de coronavirus y ante la visible demora en la aprobación de un nuevo paquete de estímulo financiero en los Estados Unidos.

El barril de la variedad WTI bajó 0,5% para cerrar las operaciones en 52,50 dólares, mientras que el tipo Brent cayó 0,1% para concluir en 55,80 dólares, según datos de la agencia Bloomberg.

El aumento de las infecciones y muertes por coronavirus se multiplicó en todo el planeta. Desde Indonesia hasta el Reino Unido y desde China a los Estados Unidos, la población mundial está siendo víctima del virus y ello obliga a los estados a aumentar las restricciones a la circulación, frenando el comercio y los viajes.

El salto en los precios de los últimos días se produjo por incidentes menores, tras la incautación de dos buques superpetroleros de Irán y China que estaban haciendo operaciones de alije en aguas de Indonesia y por la explosión en Arabia Saudita de un oleoducto.

Sin embargo, se cree que Yakarta liberará a los dos cargueros y que la explosión se trató de un incidente menor, lo que profundizaría la caída de precios.

La lentitud en la aplicación de las vacunas y la falta de aprobación del paquete de estímulo financiero por parte del Capitolio, opacan las perspectivas alcistas del petróleo, a pesar de las proyecciones de crecimiento económico emitida hoy por el Fondo Monetario Internacional que estimó una suba de 5,5% en la economía mundial para 2021.

La demanda de petróleo enfrenta un horizonte muy difuso y no terminan de definirse perspectivas claras para la comercialización de crudo.

En tanto, el oro volvió a caer 0,3% y cerró en 1.854 dólares la onza. (Télam)