El precio del petróleo registró hoy una leve toma de ganancias como consecuencia de la suba en los inventarios de combustibles en los Estados Unidos, lo que obligó a los operadores a corregir la curva de suba de precios.

El barril de la variedad WTI cedió 0,5% para cerrar en 69,70 dólares mientras que el tipo Brent cayó 0,3% para terminar los negocios en 72 dólares por unidad, según datos suministrados por la agencia Bloomberg.

Los inventarios de petróleo crudo en los Estados Unidos bajaron en 5,2 millones de barriles en la semana finalizada el 4 de junio y redondeó un total de 474,0 millones de barriles, según informó la Agencia Informaciones de Energía.

Los inventarios en Cushing subieron en 0,2 millones de barriles la semana pasada, hacía un total de 45,7 millones de barriles.

La utilización de las refinerías subió en 327.000 barriles por día, hacía un total de 15.925.000 barriles por día.

Las existencias de nafta subieron en 7 millones de barriles en la semana hacía un total de 241 millones de barriles.

Los inventarios de destilados, que incluyen al diésel y el combustible de calefacción, subieron en 4,4 millones de barriles en la semana, hacía un total de 137,2 millones de barriles.

Las importaciones netas de crudo durante la semana pasada bajaron en 1.007.000 barriles por día, y totalizaron unos 6.638.000 barriles diarios.

Los analistas creen que el mal tiempo en la costa este de Estados Unidos podría haber reducido el consumo, luego de un período de acumulación de nafta que impulsó artificialmente la demanda durante la interrupción del Oleoducto Colonial el mes pasado debido a un ataque informático.

Otro elemento que operó en la baja de precios fue que las probabilidades de que Irán vuelva a aumentar sus exportaciones se desvanecieron luego de que el secretario de Estado, Anthony Blinken, advirtiera que "es poco probable que las sanciones contra Teherán se puedan levantar en lo inmediato".

En tanto, el oro anotó una nueva caída de 0,2% y cerró en 1.891 dólares. (Télam)