El barril de petróleo sufrió hoy en Nueva York un freno en su escalada de precios debido a que las autoridades chinas anunciaron nuevas restricciones en Sahnghai, como consecuencia de la aparición de focos de Covid-19.

La variedad WTI bajó 0,8% y cerró en 121,20 dólares, mientras que el tipo Brent cayó 0,7% y se pactó en 122,80 dólares, según cifras consignadas por el New York Mercantil Exchange (NYMEX).

La jornada se inició con la noticia de un aumento en la balanza comercial de China que había crecido 9,8% interanual en mayo, lo que alentó a nuevas compras.

Sin embargo, los nuevos confinamientos en Shanghai opacaron la recuperación del comercio exterior chino y rápidamente se desarmaron las compras y el precio comenzó a caer.

El ministro de Energía e Infraestructura de Emiratos Árabes Unidos, Suhail al Mazrouei, reconoció que los países de la OPEP están produciendo 2,6 millones de barriles al día menos de los que deberían, lo cual fue tomado como una advertencia por parte de los inversores.

La semana pasada, el cartel de la OPEP+ prometió aumentar su producción de julio y agosto de los actuales 432.000 barriles a 648.000, como medida para intentar controlar la subida rampante del precio, para compensar la reducción del bombeo ruso por las sanciones de Occidente en represalia a la invasión de Ucrania.

El precio del crudo se ve alimentado por el alza de la demanda de combustibles que llevó a que la nafta se venda, en las estaciones de servicio, a 5 dólares por galón (1,32 dólares el litro).

Como consecuencia de la pandemia, la mayoría de los países vieron un cierre generalizado de las refinerías, algo que se vio agravado con el conflicto entre Ucrania y Rusia.

Se estima que el pico de demanda de naftas y diésel por el verano en el hemisferio boreal, seguirá impulsando los precios del crudo.

La Agencia de Informaciones de Energía (EIA) informó ayer que los stock de naftas cayeron la semana pasada.

Los refinadores se encuentran trabajando al máximo de su capacidad y aún así no han podido neutralizar la demanda, mientras que China ha mantenido a las refinerías fuera de servicio debido a las restricciones relacionadas con el Covid.

Los contratos de gas natural se pactaron con una suba de 3,6% y cerraron en 9 dólares por millón de BTU.

Finalmente, el oro bajó 0,3% y se negoció en 1.850 dólares. (Télam)