El vicepresidente de la comisión de Presupuesto, Luciano Laspina (PRO), explicitó hoy su oposición al proyecto de Consenso Fiscal rubricado por el Gobierno nacional y 21 gobernadores, al señalar que la iniciativa apunta a "salvar a la política sacrificando a los contribuyentes" y "castigar a la economía".

Al defender el dictamen de minoría en oposición al Consenso Fiscal, Laspina dijo que a diferencia del acuerdo votado en el 2017 durante el gobierno de Mauricio Macri, este nuevo pacto permite aumentar "ingresos brutos que es el más distorsivo y brutal de los impuestos".

Laspina sostuvo que en la norma votada durante la administración anterior "se reducía impuestos en la Nación y en las provincias".

"Este Consenso Fiscal vuelve a repetir el principio de salvación de la política sacrificando a los contribuyentes y castigando a nuestra industria nacional, porque cargan sobre sus espaldas un impuesto que no existe en ninguna parte del mundo", agregó.

En igual sentido, el legislador de Libertad Avanza, Javier Milei, también rechazó el Consenso Fiscal y dijo que "esto no es más que un aumento de la presión tributaria que va a haber efectivamente. En ningún lado de la economía razonable se dice que se crece con más impuestos".

Por su parte, el radical Victor Hugo Romero rechazó el proyecto de Consenso Fiscal al señalar que "el crecimiento sostenido de la Argentina es con una estabilidad fiscal, pero el equilibrio fiscal no se logra aumentando impuestos se logra trabajando en la evasión, con una política inteligente de administración fiscal una eficiencia en el gasto"

Por último, el legislador de la Avanza La Libertad, José Luis Espert, sostuvo que el "Consenso Fiscal se parece a feudalismo, donde la Nación y las provincias se ponen de acuerdo para seguir usando como esclavos a los ciudadanos a los cuales debemos representar antes que ceder a los intereses de los gobiernos provinciales".

(Télam)