Las solicitudes de subsidios por desempleo en Estados Unidos se mantuvieron sin mayores variaciones la semana pasada con sus valores cerca de mínimos históricos, según consignó hoy la Oficina de Estadísticas Laborales del Departamento de Trabajo.

En la semana que finalizó el 7 de enero, cerca de 205.000 personas solicitaron nuevas prestaciones por desempleo tras haber sido despedidas, lo que significó una baja de 1.000 pedidos respecto de la semana precedente.

Se trata de una cifra menor a la esperada por los economistas de Wall Street, según la agencia Bloomberg.

El número sigue cercano a los mínimos históricos cifrados en 187.000 solicitudes, marca que se registró en 1969 y marzo del año pasado.

Por su parte, la información oficial indica que el promedio de pedidos en las últimas cuatro semanas -el cual permite atenuar la volatilidad propia de un índice semanal- bajó ligeramente a 212.500 personas, mientras que la cantidad total de subsidios en curso cayó en 63.000 a 1,63 millones de personas en la semana que finalizó el 31 de diciembre.

Pese a las subas de las tasas de la Reserva Federal estadounidense (FED) que llevaron a las mismas a un nivel récord desde 2007, la ralentización de la economía y despidos focalizados en sectores como el inmobiliario y el tecnológico; el mercado laboral de Estados Unidos resistió los vientos en contra de los últimos meses.

De hecho, el mes pasado se incorporaron 223.000 puestos de trabajo, y la tasa de desempleo cayó una décima a 3,5%, cifra que representa un mínimo en décadas.

Si bien el bajo desempleo y el gran desajuste entre la oferta de puestos vacantes y el número de trabajadores disponibles es motivo de preocupación para la FED por el posible traslado a precios, la inflación de diciembre mostró, según el reporte de diciembre divulgado hoy, una nueva moderación al pasar de un 7,1% anual a 6,5%.

“Una suba de 25 puntos porcentuales de las tasas en la próxima reunión de la FED sigue en juego pero la fuerte suba de los alquileres y el benigno reporte de subsidios de desempleo alientan a un escenario de suba de 50 puntos”, advirtió Maria Vassalou, de Goldman Sachs Asset Management.

En la misma línea, el analista financiero Danni Hewson también matizó los datos de la inflación afirmando que “todavía hay problemas, como las subas continuas en los alquileres y los alimentos al igual que en los servicios”.

“Si a esto se le suma los últimos datos de empleo, todo confunde mucho”, agregó. (Télam)