Las lluvias de los últimos cinco días en el centro y norte de Santa Fe, con registros de entre 75 y 295 milímetros, impidieron la realización de casi todas las actividades agrícolas, a excepción del monitoreo, el seguimiento y los controles de los diferentes cultivos por la presencia de plagas y de malezas.

De acuerdo con el informe semanal que confeccionan el Ministerio de la Producción provincial y la Bolsa de Comercio de Santa Fe, las lluvias tuvieron una distribución regular, con la particularidad de que en el área central los promedios superaron los 200 milímetros.

"Esas características condicionaron y evidenciaron realidades que se reiteraron, como encharcamientos, anegamientos, caminos rurales que funcionaron como canales, red vial primaria, secundaria y terciaria cortadas temporalmente por los excesos hídricos y las bajas posiciones topográficas inundadas", indica el trabajo.

El informe indica que a la fecha hay en los 12 departamentos del centro y norte santafesino 97.800 hectáreas sembradas con girasol, 88.200 con maíz temprano, 49.850 con algodón, 935.000 con soja temprana, 75.000 con sorgo granífero, 517.000 con soja tardía y 80.100 con maíz tardío.

Respecto del girasol, el avance de cosecha llegó al 48% del total sembrado, en un proceso de recolección que avanzó con diferentes ritmos, según cada departamento, y regulado por las condiciones de piso como consecuencia de las lluvias.

(Télam)