Las lluvias de la última semana permitieron recomponer la humedad en los suelos para impulsar la siembra de la futura cosecha gruesa y revertir el estrés que enfrentaron las superficies sembradas con trigo a causa de las altas temperaturas registradas a fines de octubre, según un informe elaborado por Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA).

En este marco, la recolección de trigo avanzó 3,8 puntos porcentuales (pp) durante los últimos días con los trabajos concentrados en el norte y el la región septentrional de Córdoba y Santa Fe, lo que permitió cubrir el 10,5% de la superficie total de 6,5 millones de hectáreas sembradas a nivel país.

El rinde promedio se mantuvo en 10,9 quintales por hectárea (qq/ha), aunque a medida que avanzan las cosechadoras se registraron extremos que van de 4 a 30 quintales por hectárea.

Asimismo, "las precipitaciones que cubrieron el centro y sur del área agrícola durante la semana trajeron alivio luego del estrés provocado por las altas temperaturas", afirmó la BCBA, por lo que mantuvo la proyección de producción en 19,8 millones de toneladas.

En paralelo, "las lluvias también mejoraron las reservas hídricas de los planteos de maíz con destino grano comercial que se encuentran expandiendo hojas", marcó la entidad.

Sumado a esto, la siembra se concentró en la incorporación de cuadros tempranos en el sur del área agrícola nacional, por lo que ya se alcanzó a sembrar el 28,4 % de las 7,1 millones de hectáreas.

Click to enlarge
A fallback.

En relación a la soja, el avance de la incorporación de lotes fue 2,5 pp, que elevó la siembra al 7,1% de las 16,5 millones de hectáreas proyectadas para la campaña 2021/22.

Los mayores progresos fueron registrados sobre el centro del área agrícola, donde "se esperan importantes avances impulsados por las lluvias registradas durante los últimos siete días".

Por último, la siembra de girasol tuvo un progreso de 11,9 pp y ya se cubrió el 78% de las 1,65 millones de hectáreas estipuladas para el cultivo, mientras por el lado de la cebada, las últimas precipitaciones "permitieron amortiguar los efectos de las altas temperaturas registradas durante la última semana de octubre". (Télam)