Las empresas prestadoras de salud decidieron no cobrar un copago del 9% a partir del 1 de enero próximo a los usuarios de las prepagas, luego de una reunión realizada esta mañana con funcionarios de la cartera que conduce Carla Vizzotti.

De acuerdo con un comunicado de la Federación Argentina de Prestadores de Salud (FAPS), entidad que nuclea a hospitales privados, clínicas, sanatorios, servicios de emergencia médica y geriátricos, "las autoridades nacionales ratificaron a los representantes de la FAPS la plena vigencia del incremento vigente del 9% a partir del 1 de enero de 2022 y garantizaron al sector que arbitrarán las medidas para que se cumpla con el traslado del 9% correspondiente a enero por parte de las empresas de medicina prepaga y obras sociales de dirección".

El domingo pasado, los prestadores habían anunciado el cobro de un copago del 9% para los usuarios de las prepagas, debido a que estas últimas les habían comunicado la imposibilidad de cumplir con el incremento del valor de sus servicios, pese al aumento de las cuotas de sus afiliados de un 9% en enero.

Ante esta situación, el Ministerio de Salud convocó a las partes a una reunión con el objetivo de “mitigar el impacto sobre la población” que puede significar el cobro de un copago.

La gestión de la cartera que conduce Vizzotti obtuvo sus frutos y en las primeras horas de la tarde anunciaron que logró un acuerdo y "queda sin efecto el cobro del copago".

"Las autoridades sanitarias y representantes de las prestadoras privadas de la salud continuarán trabajando para encontrar una solución a los desafíos del sector y evitar un impacto en el bolsillo de los afiliados y las afiliadas", señaló la dependencia nacional en un comunicado.

Click to enlarge
A fallback.

De esta manera continúa vigente la resolución 2125 de julio de 2021, la cual establece que los Agentes del Seguro de Salud y las Entidades de Medicina Prepaga deberán incrementar los aranceles de las prestaciones médico-asistenciales brindadas a sus beneficiarios y usuarios por los prestadores inscriptos en el Registro Nacional de Prestadores de la Superintendencia de Servicios de Salud, en un nueve por ciento (9%) a partir del 1º de agosto de 2021, nueve por ciento (9%) a partir del 1º de septiembre de 2021, nueve por ciento (9%) a partir del 1º de octubre de 2021 y nueve por ciento (9%) a partir del 1º de enero de 2022, siempre sobre los valores vigentes al mes anterior.

Ayer, la Superintendencia de Servicios de Salud advirtió -a las prepagas así como a las empresas prestadoras de salud- que iban a "aplicar las sanciones correspondientes con todas las herramientas vigentes y aquellas que la autoridad de aplicación defina, a toda entidad que no se encuadre en el ordenamiento de la mencionada disposición conforme al compromiso asumido por las entidades del sector en el acta acuerdo pertinente".

El encuentro entre el Gobierno y los prestadores, inicialmente previsto para ayer a la tarde, se llevó a cabo esta mañana y duró poco más de una hora.

En la reunión estuvieron presentes el superintendente de Servicios de la Salud (SSS), Daniel López; y por parte del Ministerio de Salud de la Nación, la jefa de Gabinete, Sonia Tarragona; el secretario de Equidad en Salud, Víctor Urbani; y el secretario de Gestión Administrativa, Mauricio Monsalvo.

Por las prestadoras privadas participaron José Sánchez de la Federación Argentina de Prestadores de Salud (FAPS), Mario Lugones de la Fundación Sanatorio Güemes; José Luis Sánchez Rivas de la Confederación Argentina de Clínicas, Sanatorios y Hospitales Privados (Confeclisa); Jorge Cherro de la Asociación de Clínicas, Sanatorios y Hospitales Privados de la República Argentina (Adecra) y Marcelo Kaufman de Cedim.

En ese marco, los directivos dijeron que informaron "una vez más a las autoridades nacionales la crítica situación económica de las empresas del sector prestador y la necesidad de implementar medidas de fondo que permitan sortear esta situación y construir las bases para un sistema sostenible".

Esta mañana, la ministra Vizzotti recordó que "nosotros hicimos desde el Estado un acuerdo con las empresas de medicina prepaga donde se definió un número de aumentos en el cual, el último es ahora en enero del 9%".

"Se firmó un acuerdo y la resolución ministerial que autoriza este ultimo aumento (del 9% en enero entrante) se define que ese aumento se debe trasladar a los prestadores", subrayó la titular de la cartera de Salud en diálogo con radio Urbana Play.

Por el lado de las empresas de medicina prepaga, el presidente y propietario de Swiss Medical Group, Claudio Belocopitt, pidió ayer -en declaraciones radiales- revisar los aumentos de pactados con el Gobierno debido a que "todos los números se corrieron" en el "segundo semestre".

En ese sentido, Vizzotti señaló hoy que su cartera y la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS) "no desconocen las dificultades del financiamiento del sistema de salud" y "propondrán una mesa para trabajar en ese sentido". (Télam)