Las condiciones climáticas registradas en la provincia de Entre Ríos durante los últimos siete días "no permitieron recomponer el ritmo" de las cosechas de la campaña agrícola 2020/21 "tanto como era necesario antes de la llegada de nuevas precipitaciones", apuntó hoy la Bolsa de Cereales provincial.

"Madrugadas y amaneceres con nieblas, neblinas o altas tasas de condensación cercanas a la superficie, y sin cambio de masa de aire y con altos niveles de humedad", fueron las causantes de los retrasos, detalló la entidad.

Asimismo, el organismo explicó que las "sobreabundantes precipitaciones" durante los primeros diez días de abril provocaron un exceso hídrico en la mayoría del territorio entrerriano, pero en la última semana "se ha podido resolver, evacuándose hacia zonas bajas y eventualmente hacia la red auxiliar de arroyos".

Esa humedad "era un factor que dejaba todo dispuesto para la llegada de nuevas lluvias" que se produjeron el miércoles y jueves, aunque "principalmente en el oeste y en general no superaron los 15 milímetros", señaló.

Por eso, la alta presión sobre el este que modera los desarrollos nubosos "ha jugado a favor para el territorio entrerriano y su cosecha", que "no hubiese resistido otro embate pluvial" como el anterior, aseguró la Bolsa. (Télam)