Las bolsas internacionales registraban hoy variaciones mayormente negativas, impulsadas por la incertidumbre respecto de la inflación mundial, mientras que el petróleo operaba en baja en los mercados de referencia.

Las bolsas de la región Asia-Pacífico cerraron hoy con resultados altibajos, según la agencia Bloomberg.

Registraron subas el índice japonés Nikkei con 0,39% tras el avance de la vacunación en el país, Taiwán (Taiex) 0,47% y Corea (Kospi) 0,72%.

Las mismas se vieron impulsadas por las ganancias de Wall Street de ayer y una lectura positiva del ultimo informe mensual de la Reserva Federal estadounidense que nuevamente aseguró que la inflación en ese país es "transitoria".

En cambio, registraron caídas los índices chinos de Shanghai (0,36%) y Shenzhen (0,35%) al igual que Hong Kong (Hang Seng) que descendió 1,13% tras la amenazas de que Estados Unidos podría sancionar la inversión estadounidense en empresas consideradas "próximas al ejército chino", algunas de las cuales operan en estos índices bursátiles y datos que señalan una ralentización en el crecimiento del sector servicios de China.

En Europa, las principales bolsas operaban en su mayoría con caídas, tras conocerse los datos señalados de China y a la espera sobre un informe de IHS Markit sobre la actividad del sector europeo de servicios.

Londres (FTSE100) descendía 0,60%, Madrid (IBEX35) 0,44% y París (CAC40) 0,11%.

En contraste, operaban al alza tanto Milán (FMIB) con 0,35% y Fráncfort (DAX) con 0,22%.

En los mercados de Nueva York se registraban también bajas pese a datos positivos sobre el empleo privado en Estados Unidos que señalan que se incorporaron 978.000 puestos de trabajo en mayo (la mayoría en el sector servicios), una cifra mayor a la esperada; y que las nuevas solicitudes semanales de subsidios por desempleo cayeron al nivel más bajo de la pandemia (menos de 400.000).

Las caídas de hoy debido a la preocupación por el posible recorte de apoyo de la FED, menguaron luego de conocerse que la administración Biden estaría abierta a un impuesto corporativo menor al 28% al que se apuntaba.

El principal índice, el Dow Jones Industriales, se mantenía sin variaciones con un alza de 0,04% y se ubicaba en 34,613.68 puntos, en tanto, el índice selectivo S&P 500 y la bolsa tecnológica Nasdaq perdían 0,18% y 0,91% respectivamente.

Tanto las bolsas norteamericanas como las europeas esperan pendientes el informe de empleo mensual de Estados Unidos que se publicará este viernes, indicador clave en la toma de decisiones de la Reserva Federal en cuanto a su política monetaria, en un contexto de preocupación por el repunte inflacionario, impulsado en parte por el costo mundial de los alimentos.

Por otro lado, en el marco de semanas extremadamente volátiles para las criptomonedas, el Bitcoin (BTC) crece 1,5% superando los US$38.500 y el Ethereum (ETH) se incrementaba menos del 1%.

En cuanto a Latinoamérica, la Bolsa de San Pablo (Bovespa) no opera hoy por la celebración de Corpus Christi.

Por su parte, la Bolsa de Comercio porteña, con toma de ganancias, caía 0,46% y se ubicaba el índice Merval en 62.370,58 puntos, en tanto el riesgo país se incrementaba en cuatro unidades ubicándose en 1.484 puntos básicos, según el índice que elabora el JP Morgan.

En tanto, las acciones de las empresas argentinas que cotizan en Wall Street operaban con signos a la baja con caídas de hasta el 3,3% en Despegar, con la excepción de ganancias en IRSA (de 7,1%) y Cresud (de 4,4%).

De relevancia también para la Argentina, los futuros de granos se negociaban en la apertura del Mercado de Chicago con signos mixtos: la soja ganaba 0,5% para ubicarse en US$ 574,6 la tonelada en los contratos futuros con entrega en julio.

En cambio, el maíz bajaba 2,5% hasta los US$ 263,3 y el trigo descendía 2,7% y se ubicaba en US$ 249,9 la tonelada, en los contratos futuros con entrega también en julio, según datos de la Bolsa de Comercio de Rosario.

Respecto del precio del petróleo, el mismo registraba perdidas tras tres días consecutivas de suba tras la cautela de la OPEP+ en la reunión del pasado martes donde confirmó que no habrá cambios en el plan para aumentar de manera gradual la oferta y la expectativa de mayor demanda en el verano boreal: el crudo West Texas Intermediate (WTI), que cotiza en el mercado a futuro de Nueva York (Nymex), caía 0,62% y se comercializaba a US$ 68,40 el barril en los contratos con entrega en julio.

En tanto el Brent, que opera en el mercado electrónico de Londres (ICE), se transaba a US$ 70,88 y se desvalorizaba un 0,66% para su entrega en agosto.

Por último, el bono a 30 años de los Estados Unidos mostraba un rendimiento de 2,30%, mientras el título a 10 años rendía 1,62% anual, y el mismo activo a dos años contabilizaba una renta de 0,15%. (Télam)