Las bolsas internacionales registraban hoy variaciones mayormente al alza, impulsadas por los últimos datos de empleo en los Estados Unidos, mientras que el petróleo operaba con subas en los mercados de referencia.

Las bolsas de la región Asia-Pacífico cerraron hoy con resultados negativos en su mayoría, arrastradas por la caída de papeles tecnológicos y a la espera de los datos de empleo que fueron publicados luego de sus cierres, según la agencia Bloomberg.

Registraron caídas el índice surcoreano Kospi con 0,23% por toma de ganancias y por cautela ante un posible auge de la inflación en Estados Unidos, Japón (Nikkei) 0,40%, Taiwán (Taiex) 0,57%, y Hong Kong (Hang Seng) 0,17% aún afectada por el decreto firmado por Joe Biden que amplia el listado de empresas chinas donde se prohíbe la inversión estadounidense a un total de 59 firmas, aduciendo lazos de las mismas con el Ejército del país asiático.

En cambio, cerraron al alza los índices chinos de Shanghai (0,21%) y Shenzhen (0,63%).

En Europa y Estados Unidos, las principales bolsas operaban en su mayoría con alzas tras conocerse que la tasa de desempleo en EEUU bajó en mayo al 5,8% (con la generación de 559.000 puestos de trabajo en ese mes) de acuerdo con el Departamento de Trabajo de ese país, lo cual representa una disminución de 0,3% respecto de abril, siendo la primera vez desde el inicio de la pandemia que se rompe la barrera del 6%, aunque por debajo de los pronósticos de los analistas en el caso de los empleos generados, y con una brecha aún de 7,6 millones de empleos respecto del nivel previo a la pandemia.

Los inversores evalúan la cifra de ocupación como la de desempleo, en tanto a la política monetaria que adoptará la Reserva Federal estadounidense y sobre si significa o no una reducción a los estímulos a la economía antes de lo previsto, a lo que hay que añadir una fuerte suba en los salarios por hora, que elevaría la preocupación por la inflación.

En los mercados europeos se destaca la caída de las acciones de algunas aerolíneas tras la remoción de Portugal de la "lista verde" epidemiológica del Reino Unido.

Mostraban ganancias Londres (FTSE100) con 0,03%, Milán (FMIB) 0,33%, Francfort (DAX) 0,39% y París (CAC40) 0,11%.

En contraste, Madrid (IBEX35) caía 0,58%.

En los mercados de Nueva York las alzas se ven impulsadas por las acciones tecnológicas (especialmente en las "megacap", las empresas más grandes en cuanto a capitalización de mercado), de comunicaciones y de bienes no esenciales, con el Nasdaq aportando las subas más fuertes.

El principal índice, el Dow Jones Industriales, ganaba 0,37% y se ubicaba en 34,703.96 puntos, en tanto, el índice selectivo S&P 500 y la bolsa tecnológica Nasdaq aumentaban 0,72% y 1,33% respectivamente.

Por otro lado, en el marco de semanas extremadamente volátiles para las criptomonedas, el Bitcoin (BTC) y las acciones de empresas expuestas al mismo caen por primera vez en tres días luego de un tweet de Elon Musk que parece intuir un alejamiento del CEO de Tesla de las tenencias en criptomonedas.

En tanto, la Bolsa de San Pablo operaba con un descenso de 0,30% y se ubicaba su principal índice, el Bovespa, en 129,218.20 puntos.

Por su parte, la Bolsa de Comercio porteña, ante esperadas tomas de ganancias luego de acumular un alza de 12,22% en las ultimas siete ruedas, caía 0,26% y se ubicaba el índice Merval en 64.470,97 puntos, en tanto el riesgo país se incrementaba en seis unidades ubicándose en 1.504 puntos básicos, según el índice que elabora el JP Morgan.

En tanto, las acciones de las empresas argentinas que cotizan en Wall Street operaban con signos mayormente al alza con subas de hasta 3,6% en Central Puerto y 2,7% en Grupo Financiero Galicia; y caídas de hasta 1,4% en Cresud

De relevancia también para la Argentina, los futuros de granos se negociaban en la apertura del Mercado de Chicago con signos positivos: la soja ganaba US$ 5,8 para ubicarse en US$ 575 la tonelada en los contratos futuros con entrega en julio.

En cambio, el maíz ascendía US$ 3 hasta los US$ 263,6 y el trigo aumentaba US$ 0,6 y se ubicaba en US$ 249 la tonelada, en los contratos futuros con entrega también en julio, según datos de la Bolsa de Comercio de Rosario.

Respecto del precio del petróleo, el mismo registraba ganancias aún impulsado por la decisión de esta semana de la OPEP+ de mantener su aumento gradual de producción, al impasse en la negociación con Irán que retrasaría el levantamiento de sanciones y su reingreso al mercado del crudo; y por las buenas perspectivas de demanda en el verano boreal.

El crudo West Texas Intermediate (WTI), que cotiza en el mercado a futuro de Nueva York (Nymex), aumentaba 0,62% y se comercializaba a US$ 69,24 el barril en los contratos con entrega en julio apuntando a cerrar la semana con una revalorización del 4% y posiblemente alcanzando los US$ 70 el barril por primera vez en dos años.

En tanto el Brent, que opera en el mercado electrónico de Londres (ICE), se transaba a US$ 71,54 y se valorizaba en un 0,32% para su entrega en agosto.

Por último, el bono a 30 años de los Estados Unidos mostraba un rendimiento de 2,25%, mientras el título a 10 años rendía 1,57% anual, y el mismo activo a dos años contabilizaba una renta de 0,14%. (Télam)