Las bolsas internacionales y el petróleo registraban hoy valores negativos, en un contexto económico afectado por la pandemia de coronavirus.

Los índices bursátiles de la región Asia-Pacífico cerraron con retrocesos en su mayoría, según la agencia Bloomberg, a causa de las caídas en Wall Street de ayer y el repunte de contagios de Covid-19 en la región.

Registraron caídas el índice japonés Nikkei con 0,98%; Corea (Kospi) 0,28%, Taiwán (Taiex) 0,77%; y los índices chinos de Shanghai y Shenzhen con bajas de 0,71% y 1% respectivamente.

Por el contrario, Hong Kong (Hang Seng) se mantuvo plano con un leve alza de 0,03%.

El temor a una desaceleración causada por los rebrotes motivó hoy al Banco de Japón a revisar a la baja la expansión del PBI para 2021, de 4% a 3,8%.

La entidad señaló que el panorama para el país era "poco claro", y depende de cómo se resuelva la situación del coronavirus.

Paralelamente, las principales bolsas europeas operaban con caídas a raíz de la inquietud por los rebrotes en su peor semana en un mes: descendían Londres (FTSE100) 0,34%, Madrid (IBEX35) 1,12%, Milán (FMIB) 0,67%, Fráncfort (DAX) 0,86% y París (CAC40) 1,07%, liderando los papeles turísticos y cayendo los bancos.

La inflación en la eurozona se desaceleró durante junio con un alza de 1,9% interanual frente al pico de 2% en mayo, de acuerdo con datos publicados hoy por el Banco Central Europeo (BCE).

En tanto, en Nueva York las bolsas operaban en rojo luego de arrancar con leves alzas: el principal índice, el Dow Jones Industrial, caía 0,27% hasta 34.892,68 puntos; mientras que el índice selectivo S&P 500 y el tecnológico Nasdaq retrocedían 0,31% y 0,14% respectivamente.

Las caídas ocurren pese a la publicación de datos positivos sobre las ventas minoristas de junio en los Estados Unidos: las mismas aumentaron 0,6% en junio de acuerdo con el Departamento del Comercio, superando las expectativas de los analistas.

Sin embargo, el índice de confianza del consumidor, publicado hoy por la Universidad de Michigan, descendió de 85.5 puntos a 80.8 en comparación con el mes anterior.

Los mercados mostraron preocupación en los últimos días, pese a la publicación de balances trimestrales mejores de lo previsto, a causa de la inflación que registra el país.

El presidente de la Reserva Federal (FED), Jerome Powell, reiteró en su segundo día de testimonio ante el Congreso que la inflación es temporaria y que debería revertirse con el tiempo.

En tanto, la Bolsa de San Pablo operaba con un avance de 0,02% y se ubicaba su principal índice, el Bovespa, en 127.491,10 puntos.

Por otro lado, la Bolsa de Comercio porteña caía 0,48%, y el índice Merval se ubicaba en 63.176,63 puntos; en tanto que el riesgo país ascendía ocho unidades (0,5%) ubicándose en 1.600 puntos básicos, según el índice que elabora el JP Morgan.

Las acciones de las empresas argentinas que cotizan en Wall Street operaban con signos mayormente negativos, con caídas de hasta 3,6% en Transportadora Gas del Sur (TGS) y 2,9% en Ternium (TX).

De relevancia también para la Argentina, los futuros de granos se negociaban en la apertura del Mercado de Chicago con alzas: la soja ascendía US$ 8,45 para ubicarse en US$ 540,31 la tonelada en los contratos futuros con entrega en agosto.

En tanto, el maíz y el trigo subían US$ 2,07 y US$ 7,99 hasta US$ 224,21 y US$ 254,90 respectivamente, en los contratos futuros con entrega en septiembre.

Asimismo, el precio del estaño, utilizado para circuitos electrónicos y otros componentes batió hoy su récord histórico desde 2010 impulsado por los problemas de abastecimiento.

Por su parte, el precio del petróleo presentaba caídas por tercer día consecutivo y se encaminaba hacia la mayor pérdida semanal desde mayo, tras los retrocesos de los últimos días.

Las bajas fueron motivadas por la incertidumbre de la recuperación de la demanda del crudo, en medio del avance de variantes de coronavirus y el posible acuerdo por parte de los miembros de la OPEP+ en relación con el aumento de suministro.

Tras un impasse, Arabia Saudita y Emiratos Árabes llegaron a un compromiso esta semana, y los mercados esperan que finalmente se realice un pacto.

El crudo West Texas Intermediate (WTI), que cotiza en el mercado a futuro de Nueva York (Nymex), caía 0,74% y se comercializaba a US$ 71,12 el barril en los contratos con entrega en agosto; en tanto el Brent, que opera en el mercado electrónico de Londres (ICE), se transaba a US$ 72,89 y se desvalorizaba 0,79% en los contratos con entrega en septiembre.

Por último, el bono a 30 años de EE.UU. mostraba un rendimiento de 1,94%, mientras el título a 10 años rendía 1,32% anual y el mismo activo a dos años contabilizaba una renta de 0,23%. (Télam)