Las principales bolsas internacionales registraban hoy una tendencia mixta en sus activos más destacados, mientras que el petróleo operaba con bajas.

Pese a que los datos inflacionarios de los Estados Unidos, difundidos el último miércoles, mostraron la cifra interanual más alta desde 1990 (6,2%) y provocaron ese día la caída más pronunciada en las bolsas del último mes, ahora los inversores confían en que los precios eventualmente volverán a la normalidad.

No obstante, debido al temor de que la Reserva Federal (FED) retire su política acomodaticia más pronto de lo esperado y aumente las tasas de interés con el fin de bajar la inflación, el dólar se mantiene fuerte ubicándose en máximos de 16 meses.

Los principales índices de la región Asia-Pacífico cerraron con valores positivos, según la agencia Bloomberg, impulsadas por los papeles tecnológicos.

El apetito por estos últimos se vio motivado por las subas de ayer en sus contrapartes de Wall Street, además de la perspectiva de que China comience a relajar la política regulatoria al sector que se ha endurecido durante este año.

Anotaron alzas el índice japonés Nikkei con una suba de 1,13%, Hong Kong (Hang Seng) 0,32%, Corea del Sur (Kospi), 1,50%, Taiwán (Taiex) 0,38%, y los índices chinos de Shanghai y Shenzhen con 0,18% y 0,38% respectivamente.

Click to enlarge
A fallback.

Por su parte, las principales bolsas europeas operaban con altibajos: avanzaban París (CAC40) 0,31% y Milán (Ftsemib) 0,07%; mientras que retrocedían Londres (FTSE100) 0,47%, Francfort (DAX) 0,03% y Madrid (IBEX35) 0,20%, liderando los papeles vinculados con las empresas de bienes de lujo.

Pese a que la inflación de los países que utilizan el euro alcanzó, en conjunto, el 4,1% durante octubre, el Banco Central Europeo (BCE) no planea, por lo pronto, endurecer su política monetaria.

Funcionarios del BCE admitieron hoy que la inflación de la Eurozona podría ralentizarse después de lo estimado previamente, a causa de la persistencia de los problemas en las cadenas de suministro.

Como consecuencia mayormente de esto último, la oficina de estadísticas europea (Eurostat) indicó hoy que la producción industrial en la Eurozona cayó en septiembre por segundo mes consecutivo (-0,2%), aunque se ubica 5,2% por encima en la comparación interanual.

En tanto, las bolsas de Nueva York registraban alzas: el principal índice, el Dow Jones Industriales, subía 0,18% hasta 35.986,39 puntos; mientras que el selectivo S&P 500 y el tecnológico Nasdaq avanzaban 0,10% y 0,17% respectivamente.

En la jornada de hoy diversas empresas anunciaron su separación en diversas compañías independientes siguiendo al anuncio de General Electric: Johnson & Johnson escindirá su negocio de productos de consumo del de fármacos y productos médicos.

A Johnson & Johnson se suman la automotriz alemana Daimler (propietaria de, entre otras marcas, Mercedes-Benz), que en miras de reducir costos y aumentar sus márgenes de ganancia se desprenderá de su negocio de camiones; y el conglomerado japonés Toshiba, que se escindirá en tres empresas independientes, separando los dispositivos electrónicos de los de infraestructura.

En tanto, la Bolsa de San Pablo operaba con una caída de 1,28% y se ubicaba su principal índice, el Bovespa, en 106.217,80 puntos.

De relevancia para la Argentina, los futuros de granos se negociaban en la apertura del Mercado de Chicago con valores mixtos: la soja avanzaba US$ 2,3 para situarse en US$ 451,11 para los contratos con entrega en enero.

Por su parte, para las entregas en diciembre, el maíz y el trigo mermaban US$ 0,2 y US$ 1,56 hasta US$ 224,01 y US$ 296,98 respetivamente.

Por otro lado, el petróleo operaba hoy con caídas, debido a la fortaleza del dólar y la posibilidad de suba de las tasas de interés por la FED.

Asimismo, la posible intervención de los Estados Unidos en el mercado del crudo (liberando, por ejemplo, stock de su Reserva Estratégica) para enfriar los precios, también impulsa a la baja al barril.

El crudo West Texas Intermediate (WTI), que cotiza en el mercado a futuro de Nueva York (Nymex), se contraía 1,08% y se comercializaba a US$ 80,71 el barril en los contratos con entrega en diciembre.

En tanto el Brent, que opera en el mercado electrónico de Londres (ICE), se negociaba a US$ 82,23 y se desvalorizaba 0,77% para la entrega en enero.

Por último, el bono a 30 años de EEUU mostraba un rendimiento de 1,91%, mientras el título a 10 años rendía 1,55% anual y el mismo activo a dos años contabilizaba una renta de 0,52%. (Télam)