El gobierno de Neuquén lanzó hoy la cuarta etapa del plan de incentivo ganadero destinado a productores que desarrollen acciones sostenibles con el medio ambiente.

El ministro de Producción, Facundo López Raggi, dijo en conferencia de prensa que "este incentivo tiene un objetivo claro que va hacia la sustentabilidad ambiental y en ese sentido hemos hecho fuertes cambios para propiciar la venta conjunta de animales que es lo que estamos trabajando sobre todo en la zona norte y centro".

"Buscamos sacar los animales improductivos de los campos de manera tal que en este contexto de sequía queden animales productivos que puedan afrontar las condiciones en invernada", señaló.

López Raggi sostuvo que "otro pilar clave es la formalización en la comercialización e inocuidad alimentaria, para que puedan faenar animales en mataderos habilitados y, por otro lado, la calidad y agregado de valor, que está relacionado con las fibras, la lana que se trabaja en el marco de Prolana, el programa Mohair Neuquén y el Cashmere".

El secretario de Desarrollo Territorial y Ambiente, Jorge Lara, dijo a modo de ejemplo, que si "el productor vende su chivo en la Cordecc, que es otro de los mataderos que tenemos en el norte y aparte si están todos los papeles presentados, se les paga el incentivo".

"Esto se viene trabajando hace muchos años y su trasfondo es incorporar al mercado a los crianceros al circuito formal de tener cuenta y banco, entre otros para evitar que terminen vendiendo en negro", destacó el funcionario.

El gobierno provincial informó que, durante 2021, y en el marco de la ley del Incentivo Ganadero, 1.051productores/as recibieron en total $62.524.945 por la venta formal de distintos productos:256.374 kg de fibras (lana, mohair y cashemere) producidas y vendidas en el marco de protocolos de calidad, por un total de $32.707.668,80; la comercialización de 27.792 chivitos y corderos sumó en total, $15.285.600.

En tanto por la venta de animales improductivos (viejos o de refugo), se aportaron $3.783.000, por la venta de 2.731 ovinos, caprinos, bovinos y equinos.

También fue relevante la venta de fibras al barrer en el último ciclo erogado: se reconocieron 576.988 kg de lana y pelo, que sumaron beneficios monetarios por $ 9.772.209.

Finalmente se destaca la comercialización de cueros, rubro que presentó más de 1.100 unidades por un valor total de $570.466. Otras producciones como la lechería y los porcinos se han sumado a esta IV fase del Incentivo, con primeros resultados que prometen ser alentadores.

(Télam)