La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, manifestó hoy que la inflación de la eurozona sigue siendo "demasiado alta", al tiempo que subrayó que su misión pasa por mantener el rumbo para evitar el desanclaje de las expectativas inflacionistas.

"Tenemos cifras muy elevadas; miramos todos los componentes de la inflación, desde la general a la subyacente, y cualquier modo que se mire la inflación es demasiado alta", aseguró hoy Lagarde en referencia al nivel récord de la inflación subyacente y de otros componentes del índice.

En el marco del Foro de Davos, subrayó: "Mantendremos el rumbo el tiempo suficiente hasta que hayamos entrado en territorio restrictivo para que podamos devolver la inflación al 2% de manera oportuna y tomando todas las medidas; por eso ya hemos subido los tipos (de interés) 250 puntos básicos".

La titular del BCE reiteró que el control de la inflación es la misión principal de la entidad, por lo que rebajó la importancia de la reciente moderación, hasta 9,2% en diciembre por segundo mes consecutivo, de la lectura general para la eurozona.

Puntualizó además que el BCE no está apreciando un desanclaje significativo de las expectativas de inflación en la zona euro, y afirmó que la institución "tiene que evitar el riesgo de desanclaje".

Por otro lado, la exdirectora gerente del FMI pronosticó que la contracción de la economía europea será modesta y 2023 será un año mejor de lo esperado, aunque no brillante.

"Las noticias fueron mucho más positivas en las últimas semanas y la retórica cambió; 2023 no será un año brillante, pero será mucho mejor de lo esperado", aventuró.

Asimismo, Lagarde señaló la necesidad de avanzar en la transición digital y verde, cuyas necesidades de financiación serán muy importantes y para las que el dinero público "no será suficiente", consideró.

Ante ello, instó a progresar con rapidez hacia la unión del mercado de capitales: "Tenemos que movernos hacia esta doble transición y las necesidades de financiación serán muy grandes para avanzar rápido y ser más independientes y menos vulnerables", planteó. (Télam)