La Unidad de Información Financiera (UIF) será tenida como querellante en la causa conocida como parque eólicos, que examina la adjudicación de contratos a empresas vinculadas con funcionarios de la anterior gestión nacional.

Según informaron desde la UIF, el pedido de ser tenido como querellante fue presentado ante el Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional N° 7, en el marco de la causa N° 5021/2019 que investiga a la empresa “Albares Renovables Argentina S.A.”, conformada por las firmas “Albares Renovables S.L.” y “Selena Partners S.A.” a fin de indagar una supuesta administración fraudulenta.

La causa tiene su origen en el año 2018, cuando los diputados nacionales Rodolfo Tailhade y Martín Doñate se presentaron ante el Procurador General de la Nación para aportar información y documentación en la causa conocida como “parques eólicos”, que investiga el delito de defraudación contra la administración pública en maniobras que habrían tenido por objeto favorecer, mediante el otorgamiento de licitaciones, a las empresas mencionadas anteriormente, que son propiedad de familiares y amigos de funcionarios del gobierno anterior.

En dicha causa se analizan las operaciones realizadas por la empresa Selena Partners S.A. que, luego de ganar la licitación, fue absorbida por la empresa Pampa Energía.

En este sentido, la UIF sostiene que este tipo de maniobras podrían configurar tanto delitos contra la administración pública como lavado de activos.

En una primera instancia, el Juzgado resolvió no hacer lugar al pedido de la UIF por considerar que el lavado de activos es un delito autónomo cuya pesquisa podría ampliarse de manera independiente a la causa en curso.

Frente a esto, la UIF apeló la resolución ante la Sala I de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal.

Finalmente, a mediados de esta semana, en un fallo dividido la Cámara de Apelaciones resolvió conferir al organismo de control el rol de querellante que había solicitado.

De esta manera, la Cámara de Apelaciones dijo que se había demostrado fehacientemente la existencia de “una hipótesis delictiva que supone un perjuicio especial, concreto y directo para los intereses puntuales que representa” en donde es posible inferir una coincidencia entre los ilícitos investigados en la causa y aquellos que tiene a su cargo la UIF.

Por tal motivo entendieron que debía “revocarse la decisión impugnada y conferir a la Unidad de Información Financiera la calidad de querellante requerida”.

En este marco, informaron que la UIF podrá investigar las maniobras que parecieran haber tenido por objeto el favorecimiento a empresas vinculadas con la familia del ex presidente Mauricio Macri. (Télam)