El presidente de la Unión Industrial Argentina, Daniel Funes de Rioja, pidió hoy avanzar con el mecanismo de pago en monedas locales con Brasil para facilitar el comercio entre ambas naciones.

Funes de Rioja consideró que "es urgente y necesario avanzar rápidamente entre los bancos centrales de ambos países con este mecanismo de compensación y acceso en moneda local para facilitar nuestro tráfico comercial".

Las autoridades de la UIA participaron hoy de una misión comercial a San Pablo junto con el ministro de Desarrollo Productivo, Daniel Scioli, y el presidente de la Federación de Industriales del Estado de San Pablo (FIESP), José Gómez Da Silva.

Durante el encuentro se acordó avanzar con el fortalecimiento del sistema de moneda local para el intercambio comercial entre ambos países.

Los representantes de UIA participaron de una reunión de trabajo con el ministro Scioli; el secretario de Industria, Ariel Schale; el presidente de FIESP, Gómez Da Silva; el gobernador del Estado de San Pablo, Rodrigo García; y el gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet.

El fortalecimiento del Sistema de Pagos en Moneda Local, la cooperación regulatoria en materia de reglamentos técnicos, la desburocratización del Mercosur, las iniciativas en materia de sustentabilidad que potencien las cadenas de valor regionales, una estrategia común en materia de conectividad -tránsito y logística- tanto física como digital, fueron algunos de los temas abordados.

Al cierre de la jornada, la UIA, el Ministerio de Desarrollo Productivo y la FIESP coincidieron en la importancia de continuar con la agenda de trabajo con vistas a próximos encuentros.

La delegación de la UIA estuvo integrada también por el secretario de la entidad, Miguel Ángel Rodríguez; el vicepresidente de Relaciones Internacionales, Luis Tendlarz; el vicepresidente del sector acero, David Uriburu, el presidente de la Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires (UIPBA), Martín Rappalini; el presidente de la Cámara de Comercio e Industria Franco-Argentina, Rodrigo Pérez Graziano; y el director ejecutivo y economista jefe, Diego Coatz.

(Télam)