La soja volvió hoy a liderar las subas en la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) en consonancia con lo sucedido en el mercado de Chicago, en una jornada que contó con una buen nivel de actividad y de posiciones negociadas.

Por la oleaginosa con entrega contractual y para las fijaciones de mercadería, se ofrecieron abiertamente US$ 430, US$ 5 por encima de los valores ofertados en la jornada anterior.

En moneda local para dichas posiciones y para la descarga inmediata, los ofrecimientos alcanzaron los $ 51.260 la tonelada.

Por último y sobre el final de la jornada, se ofrecieron US$ 430 la tonelada para la descarga de mercadería en julio.

Por el maíz con descarga inmediata, se ofrecieron abiertamente US$ 270 la tonelada, sin cambios entre jornadas mientras que la posición contractual, se ubicó en US$ 260 la tonelada, US$ 5 por encima respecto del martes.

Para la entrega en junio y julio, las mejores ofertas fueron de US$ 270 y US$ 265 respectivamente, sin observarse modificaciones.

Las cotizaciones para la descarga entre agosto y septiembre ascendieron hasta los US$ 265, mientras que octubre y diciembre se negoció a US$ 267.

Para el maíz de la cosecha 2022/23, las ofertas para la descarga entre marzo y mayo de 2023 descendieron a US$ 235 respecto del martes, mismo precio para la posición junio, mientras que julio se pactó en US$ 233.

Por el trigo con entrega disponible y contractual, se ofrecieron abiertamente US$ 355 la tonelada, con una merma de US$ 5 entre jornadas.

Con relación al próximo ciclo comercial, los ofrecimientos para el tramo noviembre-diciembre se ubicaron US$ 10 por debajo de la rueda anterior hasta US$ 330, a la vez que el segmento enero-febrero de 2023 se negoció a US$ 335.

Por último, el girasol cerró a US$ 600 la tonelada. (Télam)