La soja cortó con una seguidilla de bajas y culminó la jornada en el mercado de Chicago por encima de los US$ 500 la tonelada, impulsada por las magras exportaciones de Brasil, mientras que los cereales también finalizaron con ganancias en sus cotizaciones.

El contrato de marzo de la oleaginosa subió 1,21% (US$ 6) hasta los US$ 503,8 la tonelada, a la vez que el de mayo lo hizo por 1,23% (US$ 6,1) para concluir la jornada a US$ 502,4 la tonelada.

Los fundamentos de la suba radicaron en la baja en las exportaciones brasileñas del poroto, sumado a posibles recortes en la estimación de su producción.

Según informó la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), los despachos del grano por parte del país sudamericano en enero fueron las más bajas en seis años.

Sus subproductos también culminaron la jornada con ganancias, con una suba del 1,61% (US$ 7,6) hasta los US$ 479,4 la tonelada, mientras que el aceite lo hizo por 0,59% (US$ 4,8) para cerrar a US$ 981,9 la tonelada.

Por su parte, el maíz avanzó 1,59% (US$ 3,4) y se ubicó en US$ 217,2 la tonelada, debido a la expectativa de una mayor exportación estadounidense del cereal, como así también del consumo interno.

"Los mercados ya parecen estar apuntando hacia proyecciones de mayores ventas externas y menores stocks globales. Se esperan ventas récord, lo que apuntala los precios. Los pronósticos están enfocados, al igual que en los últimos meses, en la robusta demanda por parte de China, que parece sostenerse en el tiempo", indicó la BCR.

También presiona los precios una mayor demanda interna para la producción de etanol.

Por último, el trigo ganó 0,46% (US$ 1,1) y se posicionó en US$ 238 la tonelada, por una mayor demanda externa del cereal. (Télam)