La soja cortó hoy la racha bajista de las dos últimas jornadas, al cerrar las operaciones en el mercado de Chicago con una suba de 0,25%, mientas que el trigo y el maíz registraron bajas.

El contrato de septiembre de la oleaginosa subió 0,25% (US$ 1,38) hasta los US$ 540,32 la tonelada, a la vez que el de noviembre lo hizo por 0,18% (US$ 0,92) para concluir la jornada a US$ 509,27 la tonelada.

Los fundamentos de la suba radicaron en compras de oportunidad que apuntalaron a los precios tras las sucesivas bajas que se produjeron en las jornada anteriores.

No obstante, "las perspectivas pesimistas para le economía mundial pusieron un techo a las ganancias", indicó la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

Asimismo, la siguió influyendo en modo bajista sobre el mercado "las abundantes ventas de soja que están concretando los productores argentinos desde la puesta en vigor del tipo de cambio diferencial para la liquidación de la oleaginosa y las escasas a nulas noticias de la demanda china", planteó la corredora de granos Granar.

El aceite acompañó el cierre positivo del poroto, con una suba del 1,66% (US$ 24,91) hasta los US$ 1.518,08 la tonelada, mientras que la harina cayó 1,9% (US$ 9,15) para posicionarse en US$ 471,56 la tonelada.

El maíz bajó 0,33% (US$ 0,89) y se ubicó en US$ 265,54 la tonelada, como consecuencia de "la desaceleración económica afectaría el consumo humano, animal y como biocombustible del maíz, en vista de que las subas de tasas de interés para contener a la inflación tendría un fuerte impacto en la economía global", indicó la BCR.

Por último, el trigo perdió 1,93% (US$ 5,88) y finalizó la sesión a US$ 297,81 la tonelada, debido a que si bien persisten las dudas por la continuidad del acuerdo exportador de granos en Ucrania, las perspectivas de una economía mundial desacelerándose limitarían la demanda de trigo, lo que empuja sus precios a la baja. (Télam)