La secretaria del Tesoro estadounidense, Janet Yellen, dijo hoy que los riesgos de inflación del país siguen siendo moderados a medida que la administración Biden inyecta 1,9 billones de dólares, para remontar los efectos económicos de la pandemia.

"Creo que hay un pequeño riesgo y creo que es manejable", dijo Yellen ante la cadena ABC y según reporta la agencia Bloomberg.

Yellen sostuvo que "se recuperarán algunos precios que cayeron el año pasado cuando la pandemia de Covid-19 se extendió por los Estados Unidos, pero eso es un movimiento temporal en los precios".

"No creo que sea un riesgo significativo", para luego agregar que "si se materializa, ciertamente lo monitorearemos, pero tenemos herramientas para abordarlo", puntualizó la secretaria del Tesoro.

La funcionaria expresó que "aún no hemos decidido si aplicar el tipo de impuesto sobre el patrimonio", apoyado por varios senadores progresistas encabezados por Elizabeth Warren y Bernie Sanders.

Las promesas de campaña hechas por Joe Biden, que incluyen tasas impositivas más altas para las corporaciones, ganancias de capital y pagos de dividendos, "son similares en su impacto a un impuesto sobre el patrimonio", dijo Yellen.

Yellen y otros funcionarios insisten en que la ayuda, que se suma al alivio pandémico aprobado por el Congreso el año pasado, es muy necesaria para una economía golpeada por Covid-19, particularmente los trabajadores de bajos ingresos fuertemente representados en las industrias de servicios.

Si bien el desempleo en EEUU sigue siendo alto, especialmente cuando se incluyen las personas que abandonaron la fuerza laboral el año pasado, la creación de empleo ha regresado.

Los empleadores agregaron 379.000 nuevos puestos en febrero, más de lo esperado. Las solicitudes de beneficios por desempleo en Estados Unidos cayeron más de lo previsto la semana pasada al nivel más bajo desde principios de noviembre.

"Tengo la esperanza de que, si derrotamos la pandemia, podremos hacer que la economía vuelva cerca del pleno empleo el próximo año y creo que este es el paquete que necesitamos para hacer eso", sostuvo Yellen.

Los republicanos se opusieron al tamaño del paquete de estímulo, e incluso algunos economistas demócratas como el exsecretario del Tesoro Lawrence Summers han cuestionado si su gasto es excesivo dado que la economía en general fue notablemente resistente.

"Si ponés demasiada agua en la bañera, comienza a desbordarse", dijo Summers hoy a la cadena CNN sobre la magnitud del estímulo. "Estamos tratando de verter demasiada agua".

(Télam)