La Reserva Federal (FED) de Estados Unidos subió hoy 75 puntos básicos la tasa de interés que regula el costo del dinero, ubicándola de esta forma en un rango de entre 3,00% y 3,25%, con el objetivo de controlar la inflación.

La decisión del Comité Federal del Mercado Abierto (FOMC) busca intentar neutralizar el incremento de los precios, lo cual podría derivar en un vertiginosa caída del consumo y un incremento del desempleo. (Télam)