La secretaria de Comercio Interior, Paula Español, aseguró hoy que el acuerdo que contempla rebajas de hasta 30% en cortes de carne vacuna "es un programa federal" al que los consumidores podrán acceder en más de 1.600 bocas de expendio en todo el país, mientras que el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas anticipó que el Gobierno buscará generar un mecanismo similar en "frutas, verduras y otros productos de huerta".

"Se llegó a un acuerdo que tiene que ver con poner en el mercado ocho cortes con rebajas importantes respecto del precio actual, la idea era retrotraer los precios a noviembre a partir de que hubo una acelerada en los cortes de carne", dijo Español en diálogo con Radio Con Vos.

La funcionaria indicó que se busca "sostener los precios hasta el 31 de marzo y apuntando a tener un acuerdo anual, revisarlo a fin de marzo, ver cómo funcionó y monitorearlo para poder extenderlo en el tiempo".

Español dijo que se trabajará para asegurar "buena cantidad de tonelaje de la oferta mensual" y si se viera que no alcanza se buscará "un aprovisionamiento mayor; la idea es que estén bien abastecidos los días que esté esta oferta", señaló.

"Es un programa federal, las 1.600 bocas están a lo largo y ancho del país y vamos a poner especial ojo en que sea abastecido bien", aseguró la secretaria de Comercio Interior.

Acerca de la inflación, sostuvo que "hubo dos dinámicas muy diferenciadas, los alimentos en góndola tuvieron una dinámica 10/15 puntos abajo de la media de la inflación y los frescos, que son carnes, frutas y verduras, tuvieron una dinámica de 15/20 puntos arriba de la inflación".

"La inflación tiene muchas causas, no se soluciona con una sola medida, requiere generar soluciones estructurales; realmente va a llevar tiempo, no vamos a llegar a una solución mágica de una inflación de un dígito en dos años", remarcó.

En tanto, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, anticipó que tras el acuerdo con frigoríficos y supermercados por el precio de la carne vacuna, el Gobierno va "a tratar de generar un mecanismo similar" para "contener los aumentos en el sector de frutas, verduras y otros productos de huerta".

"Es un mercado con mucha atomización, tanto de pequeños productores como de comercios, es un esquema más complejo, pero estamos trabajando con el Ministerio de Agricultura para tratar de dar más certidumbre a los precios", explicó Kulfas en declaraciones a radio Continental.

Sobre el acuerdo por cortes de carne, Kulfas señaló que "el objetivo es retrotraer buena parte del aumento que se produjo sobre fines de noviembre y diciembre", con rebajas de entre 15 y 30%, para "volver a tener precios accesibles en la carne, que es un producto tan importante".

El ministro destacó que el stock comprometido es de hasta 6.000 kilos por mes, y recordó que hace dos años el Gobierno anterior lanzó un programa parecido, pero con un volumen de menos de media tonelada (500 kilos).

En tanto, el presidente del consorcio de frigoríficos exportadores ABC, Mario Ravettino, calificó como "óptimo" el acuerdo y sostuvo que "el volumen que se acordó es muy significartivo y supera a acuerdos anteriores".

En diálogo con Télam, destacó que ofrece "una gama de cortes que completa la necesidad que tiene el consunidor argentino de carne, en cortes y en precio; esto va a durar febrero y marzo y nos vamos a juntar el 31 de marzo para analizar la continuidad".

"Estimamos que esto aparte tiene que ser una referencia para el resto de los operadores del mercado doméstico para los precios; lamentablemente no podemos incluir carnicerías porque como nosotros comercializamos cortes y los únicos que reciben cortes son los supermercados", consideró.

Acerca de los aumentos que registró el precio de la carne entre noviembre y diciembre dijo que "para las Fiestas siempre hay una estacionalidad y los precios tienden a aumentar, esta vez fue un poco más".

Al resepcto, explicó que se sumó "el tema del precio del maíz, el tema impositivo de los productores que prefieren declarar hacienda el otro año, el tema del clima, un conjunto de razones que determinó esta alza de precio".

En tanto, el presidente de la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes (Ciccra), Miguel Schiariti, señaló que "el acuerdo es la muestra de un importante aporte que hace la industria exportadora para colaborar con precios de referencia para algunos cortes de carne".

En declaraciones radiales consideró que "lo que puede entregar el sector exportador son entre 5 y 6 mil toneladas de carne por mes y parece exiguo para un consumo de 190 mil toneladas mensuales de carne en Argentina".

"Seguramente habrá algún carnicero que intente copiar esos precios subiendo los otros cortes", agregó.

Sobre los precios, Schiariti señaló que "este año por la pandemia los costos aumentaron muchísimo, por protocolo hay que tener más distancia, se trabaja más lento, hay enorme cantidad de ausencia de personal, una serie de elementos que hacen que sea muy importante y valorable lo que está haciendo el sector exportador".

De todos modos, proyectó: "No creo que la carne siga subiendo, porque creo que el consumidor encontró que su salario no le permitía pagar estos precios".

Por el lado de los productores, el presidente de la Federación de Sociedades Rurales de Río Negro, Baldomero Bassi, manifestó sus dudas respecto a la efectividad del plan, al sostener que "son recetas que ya se han aplicado y que no han tenido resultados".

"Todas aquellas medidas que beneficien a que la población y tenga acceso al alimento van a ser bienvenidas. Lo que pasa es que éstas son medidas que con el tiempo van a ser difícil de mantener. Son recetas que ya sen han aplicado, que hemos visto que no tienen buenos resultados, lo único es contribuye a colaborar con la incertidumbre para con el productor", concluyó.

(Télam)