La Subsecretaría de Inspección del Trabajo de la provincia de Buenos Aires realizó en distintas localidades del interior bonaerense un operativo de control en la cosecha de kiwi, en conjunto con la Dirección Nacional de Migraciones, para verificar el cumplimiento de la normativa laboral, de seguridad y salud en el trabajo.

Las inspecciones se realizaron en diez establecimientos agrícolas que empleaban a 234 trabajadores y trabajadoras, ubicados en los municipios de General Pueyrredón, Sierra de los Padres, Batán y Chapadmalal y General Madariaga, informó la dependencia a cargo del subsecretario Emiliano Ré, .

Las autoridades comprobaron, en general, un buen cumplimiento de las condiciones de seguridad y salud, indicó la Subsecretaría.

Fuentes del sector dijeron que todavía resta una segunda instancia en la que se verificará la documentación laboral para corroborar si se realizan las liquidaciones conforme al Convenio Colectivo de Trabajo y a la Ley de Trabajo Agrario.

"El objetivo es profundizar las inspecciones en el sector del agro. Tras el armado de un calendario de cosechas, se abordarán otras actividades, que quizás no son las más importantes, pero que también tienen una buena rentabilidad y un gran peso de producción en el país, como es el caso del kiwi", explicó Ré.

En el desarrollo del operativo también participaron la directora provincial de Inspección, Cecilia Di Leo, el coordinador de la Región 8, Raúl Calamante y nueve inspectores de la Delegación Regional Mar del Plata y de la Dirección Provincial de Inspección.

La cosecha de kiwi se realiza entre abril y mayo donde en el sudeste de la provincia de Buenos Aires se concentra el 80% de la producción nacional del fruto. (Télam)