La producción de autopartes durante 2020 cayó un 26,6% interanual, aunque en el último trimestre del año cerró con una tendencia de recuperación al ubicarse la actividad 2,1% por encima del último trimestre en 2019, de acuerdo con un informe sectorial privado.

Según el Índice de Producción Industrial (Indec), la fabricación de autopartes se redujo un 26,6% en 2020, mientras que entre octubre y diciembre, la actividad se encontró 2,1% por encima del último trimestre en 2019, destacó un informe de la consultora Investigaciones Económicas Sectoriales (IES).

"La producción de automotores está teniendo un impacto parcial en la industria autopartista por la falta de tracción de las exportaciones y dificultades con las importaciones de insumos para la producción", explicó al destacar que recién en noviembre se produjo "la primera alza interanual tras 21 meses".

La demanda de autopartes "sigue en alza en el mercado interno, mientras que el flojo desempeño del mercado externo impide una recuperación más sólida".

El trabajo precisó que hasta diciembre de 2020 las ventas del sector alcanzaron los US$ 3.382 millones, un descenso del 21,4% respecto del año 2019, lo que refleja una recuperación en el último tramo del año ya que hasta agosto la caída era de 29,5% interanual.

"Las terminales locales aumentaron los pedidos más de lo esperado por el repunte registrado de las ventas, con especial interés en los modelos de origen nacional, ante las limitaciones referidas al stock de modelos importados", planteó el informe.

En tanto, en el mismo período las exportaciones totalizaron US$ 1.236 millones en 2020 y se contrajeron un 27,5% con respecto al 2019, mientras que las importaciones ascendieron a los US$ 7.152 millones, lo que derivó en un descenso de 17,3% interanual.

El saldo comercial fue deficitario en USD 5.916 en la reseña de todo 2020 y se redujo un 14,8% interanual (o su equivalente a US$ 1.029 millones) respecto del mismo período del año pasado.

Para Alejandro Ovando, director de IES Consultores “un mercado interno que se orienta cada vez más hacia modelos 0km de origen nacional favorece la producción de las terminales locales y motivará un aumento de las fabricación de partes en los próximos meses”. (Télam)