La producción de acero crudo fue de 430.100 toneladas en julio, con un crecimiento de 32,2% respecto a igual mes de 2020 y 7,4% superior frente a junio pasado, informó hoy la Cámara Argentina del Acero.

En general, la demanda de acero se mantiene estable al igual que los últimos meses. Los despachos al sector de maquinaria agrícola e implementos permanecen en buenos niveles, así como en el sector de la construcción, donde el consumo de cemento aumentó 8,5% respecto a junio”, señaló la entidad empresaria en un comunicado de prensa.

A esto se sumó que el sector automotriz, “a pesar de la caída de producción de julio debido a paradas de plantas por el receso vacacional o ajustes en las líneas de producción, mantiene su nivel de actividad”, acotó la cámara.

En lo que respecta a la segunda ola de coronavirus, la entidad que nuclea a las principales siderúrgicas del país dijo que “las plantas productoras de acero argentinas continúan extremando las medidas de operación segura con los correspondientes protocolos” y que en “el mes de julio se registró un descenso de los contagios, sin embargo, la operación se mantiene con afectación dispar según cada línea de producción”.

Además, durante julio continuó recuperándose lentamente el suministro de oxígeno, lo que permitió que la siderúrgica Gerdau Argentina comenzara a poner en régimen la acería, con el objetivo de ir normalizando lentamente su operación.

Un motivo de preocupación para el sector es la actual bajante del nivel del Río Paraná, que no muestra signos de mejoras para los próximos meses.

“Es necesario que las tareas de dragado del lecho del río continúen de modo tal de evitar dificultades mayores en el movimiento de materias primas y productos exportados”, señalaron desde la cámara, debido a que a importancia de la hidrovía para la producción siderúrgica.

Por segmentos, en julio la producción de acero crudo fue de 430.100 toneladas, un 7,4% superior respecto de los valores de junio (400.300 toneladas) y 32,2% mayor que en julio de 2020 (325.300 toneladas).

La producción de hierro primario, por su parte, fue de 297.000 toneladas, un 21,6% superior a la de junio (244.200 toneladas) y 26,3% mayor a la de julio del 2020 (235.300 toneladas).

En tanto, la producción total de laminados terminados en caliente en julio fue de 407.600 toneladas, 5,4% mayor a la de junio (386.900 toneladas), y 34,7% superior que en igual mes de 2020 (302.600 toneladas). (Télam)