El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, reafirmó hoy el compromiso de "permanencia e interés" de las compañías ibéricas en el desarrollo de la Argentina y resaltó la importancia de avanzar en el Acuerdo de Libre Comercio entre la Unión Europea y el Mercosur.

Garamendi encabezó la delegación empresaria que acompañó al jefe de Gobierno español, Pedro Sánchez, en su visita al país, conformada por los principales directivos de firmas que tienen inversiones y proyectos desarrollados en sectores estratégicos de la Argentina.

La comitiva empresaria estuvo conformada por alrededor de quince grandes corporaciones, sobre un total de 300 firmas españolas que tienen presencia en el mercado argentino, entre las que también se encuentran pymes ibéricas con intereses en las áreas de telecomunicaciones, energía, servicios financieros, agroalimentos, metalurgia, servicios para fabricación de automóviles, entre otros grandes rubros.

Los inversores españoles están agrupados en la Cámara Española de Comercio en la República Argentina (Cecra), y en conjunto representan a España como su segundo mayor inversor extranjero y, a la vez, como su segundo mayor cliente entre los países de la Unión Europea.

La visita de los empresarios españoles se enmarcan no solo en las históricas relaciones bilaterales, sino también en el Plan de Internacionalización de la economía española, en el que se sitúa a América Latina y en particular a la Argentina como uno de los destinos prioritarios para el desarrollo de nuevos negocios.

El presidente Sánchez fue el encargado de lanzar el 26 de mayo pasado el III Plan de Acción para la Internacionalización de la Economía Española 2021-2022.

Garamendi, al participar de la reunión de trabajo del Encuentro Empresarial Argentina-España que se desarrollo en Casa de Gobierno, aseguró que la presencia de los empresarios ibéricos en el país "pone de manifiesto el compromiso de permanencia a interés de las empresas españolas en el desarrollo del país", una frase que reiteró al dirigirse al presidente Alberto Fernández,

"Tenemos la oportunidad de reafirmar las excelentes relaciones bilaterales y los fuertes lazos de dos países hermanos" afirmó el líder empresarial al trasladar el reconocimiento a los mandatarios "por los esfuerzos para impulsar las relaciones económicas y bilaterales", en el marco de la pandemia global.

Garamendi resaltó: "Argentina y España son dos naciones que une un futuro compartido. Somos dos economías de tamaño medio muy integradas en el comercio internacional y que deben defender el multilateralismo como la mejor forma de afrontar los retos globales".

En esa línea enfatizó los desafíos que tanto el sector público como el privado tienen por delante en temáticas comunes como "el cambio climático y un comercio internacional abierto basado en reglas comunes que evite la fragmentación de los mercados".

En ese contexto el líder de la CEOE se refirió a la expectativa de los empresarios españoles por la efectiva concreción del acuerdo comercial entre el Mercosur y la Unión Europea, pendiente de ratificación por ambos bloques.

Se trata de lo que definió como "un acuerdo avanzado que no solo prevé un desarme arancelario sino que incorpora capítulos trascendentales en inversiones, servicios, contratación pública, la propiedad intelectual, la cooperación regulatoria o la sostenibilidad"

"Un acuerdo cuyo proceso de ratificación merece todo nuestro apoyo pues fija un marco institucional y normativo que dotaría de mayor seguridad y previsibilidad a nuestras relaciones económicas además de contribuir al proceso de integración regional a los países del Mercosur", aseveró Garamendi.

En el mismo encuentro, el presidente de la Unión Industrial Argentina, Daniel Funes de Rioja, expresó que "el empresariado argentino recibe de manera positiva y optimista esta oportunidad de conversar con los colegas españoles" al destacar "una profunda relación con la CEOE".

Funes de Rioja reconoció al gobierno español "la consolidación de un marco de respeto a los derechos y la actividad privada, y al diálogo social, valor fundamental asumido desde la Unión Industrial Argentina", al reconocer al Pacto de la Moncloa como los acuerdos interconfederales como "guía para el futuro de sociedades más jóvenes como la Argentina, para la búsqueda de acuerdos de empresarios y trabajadores".

Las más de 300 empresas participantes de la visita al país están agrupadas en la CECRA.

Se trata de entidades financieras como Banco Santander y BBVA, los dos mayores operadores privados de capitales extranjeros del sistema local, o la multinacional energética Naturgy que en el país es comercializadora y distribuidora de gas natural por redes en 30 partidos de las zonas Norte y Oeste del Gran Buenos Aires.

También formaron parte de la delegación corporaciones como Indra, una de las principales empresas globales de consultoría y tecnología, o el de las comunicaciones como Telefónica, que en la compañía bajo la marca Movistar opera los servicios de telefonía móvil, telefonía fija, internet y tv paga.

En tanto, el Grupo Abertis gestiona dos de los accesos más importantes a la ciudad de Buenos Aires, como titular del Grupo Concesionario del Oeste (GCO) que opera la concesión de la Autopista del Oeste; y de Ausol por la concesión del acceso norte de Buenos Aires, popularmente conocido como la autopista Panamericana.

Codere es una multinacional que tiene presencia en la Argentina en las líneas de negocio de Bingos, Salas de Slots, Casinos, Hipódromos y Juego Online; mientras que Iberia es el gigante aéreo español que en su momento llegó a ser propietario de Aerolíneas Argentinas.

Finamente, también acompañaron a Sánchez los directivos del Grupo Iberconsa, uno de los grandes jugadores de la pesca, la transformación y la distribución de productos del mar congelados; y del Grupo Puentes dedicada a las grandes obras de infraestructura.

También formó parte de la delegación el secretario General de la Unión General de Trabajadores de España, José María Álvarez Suárez. (Télam)