La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) instó hoy a los países de América Latina y el Caribe (ALC) a invertir en políticas industriales sostenibles y de investigación un monto equivalente al 1,3% anual de su Producto Bruto Interno (PBI), frente al 0,3% que se registra en la actualidad, para poder combatir los efectos adversos que pueden tener en sus economías el calentamiento global.

El organismo público hoy un informe “Perspectivas económicas de América Latina 2022: Hacia una transición verde y justa” en donde detalló los efectos del calentamiento de la tierra que “a la región le puede costar entre el 1,5% y el 5% de su PBI de acá a 2050”.

El informe, además, explicó que “13 de los 50 países más afectados por el cambio climático se encuentran en esta región”, según un cable de la agencia DPA.

“El costo de la inacción es muy elevado", dijo el secretario General de la OCDE, Mathias Cormann, quien abogó por apostar por un “nuevo modelo” de desarrollo para América Latina, que tiene que tener las características de "inclusivo, verde y sostenible".

Actualmente, la inversión en investigación y desarrollo "apenas representa" en la región el 0,3% del PIB frente al 2% de la media de los países miembros de la OCDE.

Si los países incrementan estos porcentajes de inversión en I+D, la OCDE proyecta que “el crecimiento económico podría mejorar entre un 0,8% y un 2% en la región” y crear un 10% más de empleo “de aquí a 2030".

La organización también consideró que la región debe "sumar y apostar" por la economía azul, recursos marítimos, que también puede contribuir al desarrollo, aunque "su potencial sigue sin explorarse".

Además, el organismo internacional, destacó que los países de la región deben prestarle atención a la inflación, la pobreza y la indigencia que evidencian tasas “que no se registran desde el año 2008”, cerró el informe. (Télam)