La Legislatura porteña tratará este jueves el proyecto de Presupuesto 2023, que fue enviado por el jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta y que prevé gastos por 2 billones 154 mil millones de pesos.

La iniciativa, entre otros aspectos, no contempla por quinto año consecutivo obras de ampliación para la red de subtes y contiene mermas en el nivel de inversión destinado a los rubros salud, cultura y educación, según denunciaron organizaciones sindicales que convocaron a marchar ese día hacia la sede legislativa, en la calle Perú al 100.

Desde el oficialismo porteño, el ministro de Hacienda y Finanzas, Martín Mura, dijo que se trata de un presupuesto con "déficit cero", ya que los ingresos serán de 2 billones 164 mil millones de pesos, levemente superiores a los gastos.

Al presentar el proyecto en la Legislatura, el ministro también señaló que "se trata de un presupuesto sin aumento de impuestos ni creación de nuevos tributos" y una "baja del 30% en lo que respecta al peso de los intereses de la deuda".

Además, afirmó que se recupera el nivel de obra pública tras la pandemia de Covid-19, alcanzando el año próximo una participación del 15% en el total de gastos.

Mura enfatizó que las variables macroeconómicas del presupuesto "surgen de las estimaciones fijadas por el Gobierno nacional", que proyectan un "crecimiento del Producto Bruto Geográfico del 2%, una tasa de inflación en el orden del 60% y un dólar a $ 269,9 hacia fin de año".

En su presentación ante la Legislatura, Mura también reiteró el reclamo por la "quita intempestiva y unilateral de los fondos de la Coparticipación Federal" por parte de Gobierno nacional y sostuvo que por ese motivo, en 2023, la ciudad de Buenos Aires afrontará una "pérdida de recursos de 279 mil millones de pesos".

El presupuesto porteño del año próximo es el último de la administración de Rodríguez Larreta, que concluye su mandato en diciembre de 2023.

Desde 2019, año en que Rodríguez Larreta comenzó su segundo mandato, no se realiza en la Legislatura la ronda de consultas presupuestarias con los ministros de cada área, lo que generó críticas desde la oposición.

Tomando en cuenta que en 2020 y 2021 las actividades parlamentarias fueron afectadas por la pandemia de Covid, el Frente de Todos exigió que este año se retomara la ronda de ministros, pero ante la negativa del Gobierno, el bloque no asistió a la reunión de comisión en la que se dictaminó el presupuesto, realizada el 28 de octubre último.

"No vamos a convalidar este accionar", afirmó Claudia Neira (FdT), y agregó que el presupuesto no son sólo números, sino políticas públicas, por lo que debe "ser discutido en profundidad con los ministros de cada área".

En esa reunión, Juntos por el Cambio (JxC) emitió un dictamen de mayoría que llegará este jueves al recinto de sesiones, en el que solo faltó la firma de uno de sus bloques, Republicanos Unidos (RU), cuyo referente es diputado nacional Ricardo López Murphy.

La Libertad Avanza tampoco firmó el dictamen.

La Legislatura porteña tiene 60 bancas, de las cuales 32 pertenecen a JxC, incluyendo las dos de RU.

Para aprobar el presupuesto, se necesitan 31 votos.

Los bloques opositores, en tanto, suman 28 bancas: Frente de Todos (19), La Libertad Avanza (6), Frente de Izquierda (3).

Este jueves también se votará, como parte del paquete presupuestario, la ley tarifaria y el código fiscal para el año próximo.

Además, la Legislatura se votará el segundo pedido de ampliación presupuestaria del 2022 elevado por el Poder Ejecutivo, por 77.800 millones de pesos, lo que eleva el total de gastos anuales del distrito a 1 billón 220 mil millones.

Para este jueves también se esperan protestas frente a la Legislatura porteña, ya que tanto la Unión de Trabajadores de la Educación como la asociación de docentes Ademys denunciaros que el nuevo presupuesto hace un "ajuste en salud y educación".

También participarán de la protesta gremios del sector de la salud, así como organizaciones sociales. (Télam)