La Legislatura porteña aprobó hoy dos leyes de alivio fiscal que exime del pago de algunos impuestos correspondientes a octubre, noviembre y diciembre de este año a cines y a establecimientos hoteleros, dando continuidad de esta forma a medidas similares tomadas durante la pandemia.

Una de las leyes, autoría del diputado Juan Francisco Nosiglia (UCR-Evolución), deja sin efecto la obligación de pago del Impuesto sobre los Ingresos Brutos en octubre, noviembre y diciembre de 2021 a los contribuyentes que desarrollen en la ciudad la actividad de "exhibición de filmes y videocintas".

La segunda, del legislador Sergio Abrevaya (GEN), exime de la obligación de pago de las cuotas de octubre, noviembre y diciembre del Impuesto Inmobiliario y de la Tasa Retributiva de los Servicios de Alumbrado, Barrido y Limpieza (ABL) a los titulares, usufructuarios, y dueños de inmuebles donde se desarrollen las actividades de hotelería, alojamiento, pensiones, albergues transitorios o moteles.

Estas medidas son una continuación de otras similares que se aprobaron desde el inicio de la pandemia en 2020.

En esta votación, ambas leyes fueron apoyadas por el bloque oficialista Vamos Juntos, que tiene 26 bancas, y sus aliados de UCR-Evolución (9), Gen (1) y el Partido Socialista (2).

Los 17 legisladores del principal bloque opositor, el Frente de Todos, también votaron a favor aunque consideraron a las mismas "insuficientes".

Click to enlarge
A fallback.

De los cuatro diputados del Frente de Izquierda-Unidad, dos se abstuvieron y dos votaron en contra.

Pablo Almeida, del Frente de Izquierda, dijo que las medidas "se presentan como alivio para sectores afectados por la pandemia pero sin discriminación alguna entre un negocio familiar y las grandes cadenas, algunas de las cuales han despedido a trabajadoras y trabajadores".

"Estamos votando una exención impositiva para grandes grupos económicos que muchas veces son de capitales extranjeros", agregó Almeida.

Abrevaya, autor de uno de los proyectos, respondió que "la mayoría de los beneficiarios serán pequeñas empresas" y que "hacer esa discriminación generaría el reclamo de muchos".

Matías Barroetaveña, del Frente de Todos, afirmó a su turno: "Vamos a acompañar pero es muy poco. Enfrentamos una situación compleja producto de cuatro años de un gobierno nacional que destruyó el empleo y después tuvimos una pandemia. No cobrarle ingresos brutos a alguien que no tuvo actividad es igual a cero".

Y continuó: "Desde el gobierno nacional nos ocupamos de generar ingresos a través de paritarias, el ATP (Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción) y el IFE (Ingreso Familiar de Emergencia), que fue a sostener cada PyME, cada cooperativa de la Ciudad. El Gobierno de la Ciudad, en cambio, no tiene política ni de trabajo ni productiva: asume una agenda municipal".

Juan Francisco Nosiglia, de UCR-Evolución, dijo luego que "son muchas las medidas que se han tomado desde que sancionamos la Ley de Emergencia Económica (de la Ciudad) en abril de 2020, la cual no fue apoyada por el bloque del FdT". (Télam)