El jefe de Gabinete, Juan Manzur, convocó hoy a llegar a consensos entre partidos políticos en torno a los principales proyectos de obra pública que precisa el país para impulsar su capacidad productiva y corregir asimetrías, por lo que aseguró que "la inversión en infraestructura debe ser una verdadera política de Estado".

En ese sentido, Manzur destacó que la proyección de exportaciones para 2022 es de cerca de 86.000 millones de dólares y que para 2023 se esperan unos 100.000 millones, pero que "si no se hacen las obras de infraestructura es muy difícil llegar a estos valores".

"Las grandes obras de infraestructura exceden por mucho a los períodos democráticos. Entonces el gobierno que asume o continua tiene que entender cuáles son las prioridades y las políticas de estado, terminar con una obra de infraestructura que genera beneficios para el país o una zona grande del país", sostuvo Manzur durante una exposición en la convención anual de la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco).

El titular del Gabinete nacional destacó la necesidad de obras de infraestructura de transporte, rutas y corredores bioceánicos, además de otros proyectos para aumentar la capacidad logística que permitan potenciar zonas del país que hoy están muy postergadas.

"La inversión en infraestructura para el desarrollo debe ser una verdadera política de Estado", sostuvo el jefe de Gabinete, quien también destacó para alcanzar ese objetivo la necesidad de "paz social", algo que "es responsabilidad de todos como sociedad".

Durante su exposición, en la que compartió panel con Gustavo Weiss, presidente de Camarco, Manzur reconoció que hay "muchas dificultades macroeconómicas" y que la Argentina tiene "una larga historia de desequilibrios", tanto fiscales como comerciales, por lo que "hay una restricción en la capacidad de inversión, por eso hay que repriorizar y ver cuáles son las grandes obras que necesitamos".

"Tenemos que estabilizar la macroeconomía, tener reservas, disminuir el déficit y aumentar la capacidad exportadora", dijo el jefe de Gabinete, quien sostuvo que "esos son los grandes desafíos" y que "llevar a tener previsibilidad y la sustentabilidad de las propuestas".

De cara al futuro, Manzur dijo que "la potencialidad de la Argentina son las grandes reservas" que tiene en recursos naturales y que, con las adecuadas obras, podrían explotar su potencial.

Entre otras, mencionó las oportunidades en el desarrollo de los hidrocarburos -con el foco en Vaca Muerta-, el litio, la biomasa, la minería, las energías renovables y las proteínas animales.

"Hay una gran potencialidad pero tenemos que generar las obras de infraestructura para eso se lleve a cabo", señaló.

Por ejemplo, aseguró que "si los 14 ingenios de Tucumán hicieran las obras necesarias, del residuo de las cañas de azúcar que cosechan se podría cubrir todo el consumo energético de la provincia".

Y cerró: "Tengo plena confianza que con paz social y poniéndonos de acuerdo en base al diálogo para generar vínculos de confianza, la Argentina tiene un gran futuro". (Télam)