(Por Leandro Selén) La industria de parques de atracciones, un sector que cuenta con 200 emprendimientos en 21 provincias del país que generan 10.000 empleos y $ 60.000 millones anuales, recuperó este año el nivel actividad de 2019 tras superar los efectos de la pandemia de Covid-19.

"Luego de la brutal caída de la actividad, durante la pandemia, la industria del sector de parques, atracciones y centros de entretenimiento familiar ha mostrado una fuerte recuperación este año", indicó a Télam el director ejecutivo de la Asociación Argentina de Parques de Atracciones (AAPA), Daniel Catzman.

El directivo también subrayó que este año "se han abierto algunos parques nuevos, en general pequeños", y destacó que "se ha vuelto a contratar gente".

Además, indicó que "en 2022 los parques existentes han mejorado en mucho sus ventas", pero puntualizó que "las expectativas para el 2023 son aún inciertas".

Al respecto, sostuvo que "si bien se puede pensar en seguir con una curva ascendente, la inflación, que está deteriorando los salarios, puede provocar que esta mejora se revierta".

Por su parte, el vicepresidente de AAPA y director ejecutivo de Mundo Cartoon Network, César Lago, remarcó a esta agencia que "luego de atravesar dos años muy difíciles por la pandemia estamos recién ahora recuperando niveles de tráfico semejantes a 2019".

En la misma línea, el director de Le Parc Entretenimientos, Sebastian Reynoso, afirmó a Télam que "el balance de 2022 es muy positivo", y subrayó que "los niveles de asistencia volvieron a valores iguales y en algunos casos superiores a 2019".

"Si bien durante la pandemia tuvimos que cerrar seis locaciones, este año pudimos reabrir un centro de entretenimiento familiar en el microcentro porteño, que es un local insignia para nosotros, y estamos trabajando en la apertura de una nueva locación en Costa Atlántica", precisó Reynoso.

Sin embargo, señaló que "las expectativas para 2023 son ambiguas", y precisó que la empresa tiene "una operación muy fuerte en locales de temporada de verano, con proyecciones de que la próxima a iniciarse sea muy buena en asistencia y facturación".

Pero indicó que "para luego delverano las expectativas son algo pesimistas", porque puntualizó que "los sueldos nominales están muy deteriorados".

En esta línea, Catzman remarcó que "hoy hay dos grandes problemas", y precisó que "el primero es la inflación, porque los costos se dispararon y los precios no pueden seguir ese ritmo".

"El otro tiene que ver con el mercado cambiario. Casi todo el equipamiento de los parques es importado. Se paga en dólares y las tarifas son en pesos y no pueden actualizarse a valores de moneda extranjera. Si a esto se le suman costos aduaneros se hace muy complicado abrir nuevos parques o renovar equipamiento en los existentes", afirmó el CEO de AAPA.

La actividad de parques de atracciones es generadora de turismo y también de primeros empleos, destacó Catzman, y precisó que "AAPA tiene identificados en la Argentina alrededor de 200 parques, de los cuales un 75% son miembros de esta asociación, en 21 provincias".

Además, remarcó que "los visitantes a los parques de Argentina alcanzan casi las 40 millones de personas al año", y añadió que "el movimiento económico de esta actividad está en los $ 60.000 millones anuales".

Asimismo, indicó que "estos parques generan cerca de 10.000 empleos directos", y puso de relieve que "una muy buena parte de la gente que se contrata son jóvenes sin experiencia previa".

"La actividad es una gran generadora de primeros empleos", aseguró Catzman, quien también subrayó que "los parques son muy importantes para el turismo interno, ya que provocan un aumento de las estadías promedio, especialmente en los grupos familiares".

Por su lado, Reynoso explicó que "tras la pandemia las aperturas fueron muy graduales, con limitaciones de capacidad en todos nuestros locales", y añadió que "poco a poco las restricciones se fueron aliviando y los visitantes volvieron de manera gradual pero constante".

"Uno de nuestros mayores temores era que la gente quede con miedo a concurrir a espacios cerrados y muy concurridos, características intrínsecas de nuestro negocio, pero nos sorprendimos al ver que ese miedo no existía, o si existía era superado por las ganas de salir nuevamente a divertirse y pasarla bien en familia", concluyó el ejecutivo. (Télam)