La deuda bruta en situación de pago normal se ubicó en US$ 374.536 millones al cierre de mayo pasado, con una suba de US$ 11.303 millones respecto al cierre del año pasado, informó hoy la Secretaría de Finanzas.

La dependencia del Ministerio de Economía difundió su informe mensual sobre el estado de la deuda en el que dio cuenta que el 69% de ese total, equivalente a US$ 255.400 millones, está nominada en moneda extranjera, y el restante 31% en pesos

De los US$ 116.635 millones emitidos en pesos, 65% está en bonos ajustables y el restante 35% en títulos a tasa fija.

De esta forma, el 61% de la deuda total, unos US$ 227.060 millones, están emitidos bajo legislación local, y el restante 39%, equivalente a US$ 144.982 millones, bajo jurisdicción extranjera.

Durante la gestión de Martín Guzmán al frente del Ministerio de Economía, Argentina realizó un canje de deuda con el sector privado en septiembre de 2020, refinanció un préstamo por US$ 44.800 millones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) contraído durante el gobierno de Mauricio Macri y difirió para 2024 el pago de US$ 2.400 millones con el Club de París.

En la víspera, el Banco Central (BCRA) publicó un informe en el que dio cuenta que la reestructuración de deuda del sector privado impulsada por las regulaciones cambiarias permitieron ahorrar US$ 26.635 millones en pagos que hubieran tenido que hacerse desde 2020 en adelante, a la vez que se evitó una crisis generalizada de impagos de las empresas y el quebranto de muchas de ellas.

Por su parte, el ministro Guzmán sostuvo en reiteradas oportunidades que lo que planteó el Gobierno ante el FMI, en todo el curso de las negociaciones, fue "tener el apoyo para poder refinanciar esa deuda sin socavar las posibilidades de desarrollo de la Argentina". (Télam)