La demanda total de energía se ubicó en abril último en 9,81 teravatios hora (TWh) con lo cual aumentó 14,9% en comparación con el mismo mes del año pasado, cuando la mayoría de las industrias permanecían cerradas por la pandemia, indicó un informe privado.

En la comparación con marzo de este año, en cambio, la demanda disminuyó 11,3%, en mayor medida por el sector residencial, donde cayó 18%, seguido por los sectores comercial e industrial, con bajas de 8% y 4%.

De acuerdo con el Monitor Energético que confecciona la consultora Ricsa, la generación tuvo un comportamiento similar al ubicarse en 10,1 TWh, lo que significó un crecimiento de 12,8% interanual, pero una baja de 11,8% mensual.

La energía nuclear cayó 45,5% interanual, y la hidroeléctrica bajó 10,5% en un año.

En tanto que la térmica creció 23,9%; y las renovables treparon 54,3%.

Entre las renovables, que en abril registraron 1.292,6 megavatios hora (MWh), la generación de energía solar trepó 81,8% interanual; la de biomasa y biogás creció 79,1%; la eólica aumentó 56,8% y la minihidro subió 9,2%.

El precio monómico del MWh subió 18,3% en pesos, de $ 5.364 a $ 6.346; y en dólares representó un aumento del 16% a US$ 68,33. (Télam)