Terraform Labs, la empresa detrás de las criptos Terra (LUNA) y Terra USD (UST), reinició hoy la cadena de bloques en la que circulan ambas, para evitar ataques contra la red, luego del colapso del sistema que llevó al desplome de más de un 99% del precio en Luna en sólo cuatro días.

En ese período, la cripto insignia de la cadena de bloques pasó a valer unos US$ 64 dólares por unidad a menos de US$ 0,01, luego de una huida masiva de usuarios de UST, la moneda estable asociada a ésta que perdió la paridad 1 a 1 que debían mantener con el dólar, y que provocó el derrumbe en su cotización.

La decisión de la empresa fue a para evitar ataques al protocolo, ya que su posesión otorga poder de voto en decisiones sobre la red.

Esto provocó que muchos de los principales exchanges de criptomonedas del mundo, como Binance o Bitrue, decidieran deslistar a Luna de sus sitios.

Apenas una semana atrás, Luna era una de las diez criptomonedas de mayor capitalización de mercado, con más de US$ 28.000 millones en valoración de activos. Hoy es de menos de US$ 500 millones, según datos del portal especializado Coinmarketcap.

El sistema de incentivos que proponía la empresa, que entregaba un UST -valuado en un dólar- a cambio de la cantidad de Lunas necesario para comprarlo a sus tenedores, había hecho crecer exponencialmente a esta cripto los últimos dos años.

Sin embargo, la combinación de una crisis en el mercado de renta variable por la decisión de la Reserva Federal (FED) de subir la tasa de interés sumado al pánico desencadenado por la pérdida de paridad del UST el último fin de semana, desencadenó la llamada "espiral de la muerte" para el ecosistema, que colapsó en cuestión de días. (Télam)