La cosecha de maíz finalizó con una producción total de 50,5 millones de toneladas, lo que representó una caída de un millón de toneladas respecto al ciclo 2020/21, informó hoy la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA).

A pesar de este retroceso en el cotejo interanual, el dato relevante fue que la producción de la actual campaña se ubicó 8 millones de toneladas por encima del promedio productivo de los últimos cinco años.

Otro elemento destacado fue que la producción de maíz volvió a superar a la soja, en esta temporada por un margen mayor que el de la campaña previa, al sumar una diferencia 7 millones de toneladas respecto a las 43,5 millones de toneladas registradas por la oleaginosa.

Si bien todavía quedan algunos lotes puntuales por trillar en el sur del área agrícola, la entidad bursátil porteña dio por finalizados los trabajos de recolección del grano amarillo.

Durante la última semana las cosechadoras lograron un progreso de 1,9 puntos porcentuales y lograron cubrir una superficie de 6,45 millones de hectáreas, que arrojaron un rendimiento de 78,6 quintales por hectárea (qq/ha).

A pesar de que el cultivo fue afectado por el déficit hídrico que golpeó a gran parte de la zona central agrícola durante algunos meses de la primera mitad del año, el rinde promedio del maíz solo se ubicó 3 puntos por debajo del registrado en el ciclo 2019/20.

La mayor productividad se obtuvo en el núcleo norte con 92,9 qq/ha y una producción de 5,7 millones de toneladas, mientras que le siguió el núcleo sur con 91,8 qq/ha y 4,4 millones de toneladas y el centro -norte de Córdoba, con 86,5 qq/ha.

Esta última zona fue la que más aportó a la producción nacional, con 8,1 millones de toneladas.

En segundo lugar se posicionó el sur de Córdoba, con 6,8 millones de toneladas; y el tercer puesto fue para el norte de La Pampa-Oeste de Buenos Aires, con 5,9 millones de toneladas.

De esta manera, la producción a nivel nacional ascendió a 50,5 millones de toneladas y posicionó a la campaña 2020/21 como la tercer mejor desde que la entidad tiene registros y solo por debajo de los ciclos 2019/20 y 2018/19 cuando se obtuvieron 51,5 y 52,3 millones de toneladas, respectivamente.

Por otro lado, se comenzaron a registrar los primeros lotes sembrados de la campaña 2021/22 en las provincias de Santa Fe y Entre Ríos en sectores dónde la humedad de los primeros centímetros del perfil es adecuada, mientras que "se espera que las labores se generalicen durante el mes de septiembre", indicó la Bolsa porteña.

Si bien todavía la Bolsa de Cereales no realizó una estimación respecto al área de siembra de maíz para la campaña 2021/22, desde la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) vaticinaron un nuevo crecimiento en superficie y en producción.

Según los pronósticos del BCR, el área sembrada crecería 4,6% respecto a la temporada previa, a 7,7 millones de hectáreas, lo que podría determinar una mejora en la producción del orden del 8%, en 54 millones de toneladas.

Por otro lado, la entidad bursátil rosarina estimó que las exportaciones de maíz en grano para este año podrían alcanzar el récord de US$ 7.990 millones, lo que significaría un salto de US$ 1.967 millones respecto a lo despachado en 2020, cuando se embarcaron US$ 6.023 millones. (Télam)