La construcción de nuevas viviendas en los Estados Unidos cayó 7% en julio respecto del mes anterior, y representó un descenso mayor al previsto, según datos difundidos hoy por el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbanístico en Washington.

En julio se inició la construcción de 1,53 millones de casas en datos anualizados ajustados a variaciones estacionales, lo cual representó la menor cantidad en los últimos tres meses.

La cifra es menor a la esperada ya que se pronosticaba un descenso menos pronunciado hasta 1,60 millones de viviendas, de acuerdo con una encuesta realizada a economistas por la agencia Bloomberg.

Señalan como causas de la contracción la falta de disponibilidad de mano de obra, terreno y materiales; así como los elevados precios de los inmuebles.

En ese sentido, de acuerdo con una encuesta de la Universidad de Michigan publicada el último viernes, los consumidores estadounidenses no creen que sea un buen momento para comprar una casa debido a los altos costos.

Asimismo, otra encuesta publicada por la Asociación Nacional de Constructores de Viviendas (NAHB, por sus siglas en ingles) y Wells Fargo, indicó que la confianza de los constructores marcó un mínimo en 13 meses en agosto, y descendió por tercer mes consecutivo, citando como causas los altos costos y la escasez en los suministros.

Si se tiene en cuenta la comparación anual con el mismo mes de 2020, el número de construcciones iniciadas aumentó en un 2,5%, y existen actualmente en Estados Unidos 689.000 viviendas unifamiliares sin completar, la mayor cifra desde 2007.

No obstante, los datos para los próximos meses son más optimistas: los permisos de construcción concedidos en julio aumentaron un 2,6% mensual y un 6% interanual, hasta 1,63 millones en cifras anualizadas, gracias a un impulso en las aplicaciones para viviendas multifamiliares.

Una mayor cantidad de construcciones permitiría incorporar más viviendas al mercado y desacelerar los aumentos de precios.

Asimismo, la Reserva Federal (FED) indicó que todavía no aumentará las tasas de referencia y, por lo tanto, se espera que los costos de los préstamos se mantengan favorables, al menos por un tiempo.

Por otro lado, la cantidad de viviendas completadas en julio aumentó 5,6% respecto de junio y 3,8% anual. (Télam)