La compraventa de inmuebles en la Ciudad de Buenos Aires totalizó en octubre 2.974 operaciones, con un incremento del 15,5% respecto al mismo mes del año pasado, según un informe del Colegio de Escribanos porteño.

En comparación con septiembre, los actos notariales tuvieron una merma de 5,9%.

En tanto, en el acumulado de los primeros diez meses del año, la cantidad de operaciones registradas en la Ciudad de Buenos Aires ascendió a 26.131, con un aumento del 15,5% respecto al mismo período de 2021.

Por otra parte, el mes pasado hubo 119 escrituras formalizadas con hipoteca, con una suba del 0,8% en la comparación interanual, mientras que en el acumulado en diez meses hubo un descenso del 7,1%.

El monto medio de los actos fue de $13.633.020 (US$ 85.693 según el tipo de cambio oficial promedio), con un crecimiento del 48,5% en un año en pesos y una caída del 1,2% en dólares.

"Si bien la comparación interanual con los 10 meses acumulados sigue dando en un 15% positivo, en octubre bajamos de las 3 mil operaciones que veníamos registrando en el último cuatrimestre", expresó el presidente del Colegio de Escribanos porteño, Jorge De Bártolo.

El titular de la entidad notarial manifestó su deseo para que "en el último bimestre se dé un mayor movimiento, como suele pasar todos los años", aunque advirtió que "hay que estar atento a todas las variables".

"Estamos hasta el momento en 26 mil operaciones, el doble del período de plena pandemia de 2020, pero en la mitad del último período en que hubo crédito hipotecario. Eso habla por sí solo del estímulo que representa para las familias", indicó.

La actividad inmobiliaria -y en consecuencia, la cantidad de escrituras- tuvo un impacto negativo a partir del segundo trimestre de 2018, cuando se inició un proceso de devaluación del peso y de alza en las tasas de interés.

Esas dos variables incidieron en el sector, si se tiene en cuenta que la mayoría de las operaciones se pactan en dólares y que históricamente en la mayoría de los casos se transaron mediante financiación hipotecaria.

Un tercer factor fue la irrupción de la pandemia de Covid-19, al punto que por la restricción de la actividad notarial en abril de 2020 solamente se registraron en la Ciudad de Buenos Aires siete operaciones de compraventa de inmuebles. (Télam)