La Comisión Nacional de Valores (CNV) dispuso nuevas herramientas para fortalecer el acceso al mercado de las pymes locales, que permitirán el ingreso a la clasificación a asociaciones civiles y a partir de la flexibilización el régimen de cheques de pago diferido.

Ambas medidas, que serán publicadas mañana en el Boletín Oficial, son la resolución 901/21 que simplifica la definición de pyme "para alinearla con la de la Secretaría de la Pequeña y Mediana Empresa y los Emprendedores (Sepymee) y permitir que acrediten su condición con la sola presentación del Certificado Mipyme, simplificando los trámites y tiempos requeridos para llegar a la oferta pública", precisó la CNV en un comunicado.

Adicionalmente, dado que la CNV viene impulsando la llegada al mercado de capitales de asociaciones civiles, que hoy cumplen un rol central en la recuperación económica de los sectores sociales más vulnerables, se dispuso una excepción para que puedan acceder al régimen de emisores Pyme.

En la medida que cuenten con el respaldo de una entidad de garantía, ésta será la encargada de verificar que los montos de facturación se encuentren alineados con los previstos por la autoridad de aplicación y, en caso que no estén garantizados, la CNV hará el análisis correspondiente.

La misma resolución actualiza los montos máximos de emisión para los regímenes Pyme estableciendo en $1.500.000.000 el correspondiente al Pyme CNV y en $800.000.000 el de Pyme CNV Garantizado.

Por su parte, la segunda medida (RG 902/21) flexibiliza el régimen de Cheques de Pago Diferidos (CPDs) y pagarés.

En el caso de los CPDs, se establece la posibilidad de negociar cheques cuyos libradores no cumplan con todos los requisitos establecidos para el análisis de riesgo que deben hacer los agentes cuando los presentan en la negociación en algún mercado, siempre y cuando los inversores se notifiquen de esa situación, revistan la calidad de calificados y los instrumentos se negocien en un segmento especial y diferenciado.

Para los pagarés, se reduce el monto y plazo mínimos y se incorpora la posibilidad que puedan ser emitidos a favor de un tercero y endosados para su negociación en mercados autorizados.

En la misma línea, para aquellos pagarés emitidos en moneda extranjera se habilita a los mercados a reglamentar el tipo de cambio a utilizar para el cálculo del importe a pagar en moneda de curso legal a su vencimiento.

"Todas estas modificaciones normativas tienen en consideración la importancia de las Pymes en el tejido productivo y la necesidad de ampliar el acceso a financiamiento en condiciones apropiadas con sus proyectos. Es por eso que desde la CNV se impulsan diversos instrumentos alternativos y complementarios para que puedan continuar motorizando la economía nacional, dinamizando actividades productivas diversas en todo el país", informó la CNV. (Télam)