La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) afirmó hoy que la región precisará de mayor progresividad impositiva para mantener los paquetes de ayuda fiscal si pretende una verdadera reactivación económica y mitigar los efectos negativos de la pandemia del coronavirus.

Así lo sostuvo en su informe "Panorama Fiscal de América Latina y el Caribe 2021", en el que señaló que una recuperación transformadora post Covid-19 requiere de una nueva orientación estratégica de los gastos e ingresos públicos.

“Es importante extender los paquetes de medidas fiscales durante 2021 ante la fragilidad del proceso de recuperación económica y para continuar mitigando los efectos sociales, productivos y económicos negativos de la pandemia”, explicó la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, al presentar hoy de manera virtual el informe.

Según el documento, la dinámica del crecimiento en 2021 no logra compensar la caída en la actividad económica de 2020 ni revertir los aumentos de pobreza y desigualdad, ya que la recuperación de los niveles de empleo será lenta y las mujeres serán las más afectadas, con un retroceso de 10 años en su participación laboral.

En este escenario, Bárcena analizó los dos grandes desafíos de las políticas fiscales de la región: el financiamiento para mantener el gasto púbico frente a la pandemia y la sostenibilidad de una política fiscal expansiva.

"Ambos desafíos requieren repensar la orientación de las políticas de gasto e ingresos públicos", indicó Bárcena.

Para hacer frente a los efectos de la pandemia, los países de la región adoptaron políticas fiscales expansivas por un promedio del 4,6% del PIB para fortalecer los sistemas de salud pública, apoyar a las familias y proteger la estructura productiva a través de subsidios y transferencias corrientes.

Esto provocó aumentos significativos en los déficits fiscales y de endeudamiento que, en la región, alcanzó un nivel promedio de la deuda pública bruta de los gobiernos centrales de 56,3% del PBI, cuyos servicios de deuda representan el 59% de las exportaciones de bienes y servicios.

Frente a este escenario la Cepal llamó a aplicar cambios a la estructura tributaria para aumentar la carga impositiva, la progresividad y tener un mayor impacto en mejorar la distribución del ingreso.

Puntualmente, la necesidad de fortalecer los impuestos directos, en particular el impuesto al patrimonio y su potencial para fortalecer la recaudación y la progresividad de la política tributaria en un entorno de mayores necesidades de financiamiento de los países.

Frente al incremento generalizado del endeudamiento pidió la cooperación internacional, a través del financiamiento para el desarrollo y a la “ampliación y redistribución de la liquidez global, el alivio de la deuda, fortalecer la capacidad de crédito de la banca de desarrollo y el uso de instrumentos innovadores de financiamiento”, señaló Bárcena. (Télam)