La Cámara Argentina de la Construcción (Camarco) pidió hoy mantener "la continuidad de los trabajos en obra" privadas, en todas las jurisdicciones del país, dada su importancia como fuente de trabajo y de actividad, frente el avance de los casos de contagio de coronavirus y sin que esto agrave la situación sanitaria.

La entidad empresaria se expresó esta tarde en torno a la necesidad de la continuidad de la actividad de la construcción, al salir al cruce de versiones periodísticas que anticipan una eventual suspensión de las obras privadas en la provincia de Buenos Aires por la pandemia.

La Cámara de la Construcción afirmó que, "ante cualquier eventual decisión de establecer nuevas restricciones a partir de la evolución de la situación sanitaria, la actividad de la construcción no puede ser detenida, ya que no representa un foco de contagios, sino una fuente de ingresos para trabajadores y para una amplia cadena de proveedores y prestadores de servicios".

La posición de las empresas constructoras "se encuentra justificada por la baja incidencia de contagios en el sector, a lo largo del año 2020, en que la obra pública funcionó plenamente", señalaron.

Además, la habilitación paulatina de la obra privada en las distintas jurisdicciones, a lo largo de 2020, "no mostró un incremento de contagios en las zonas donde esa actividad se reinició", aseguró Camarco.

Para al entidad, las estadísticas sanitarias del último año "demuestran así la efectividad de los protocolos vigentes en todas sus versiones", que hacen a la seguridad e higiene en obra acordados con el gremio de los trabajadores constructores y convalidados por el Ministerio de Trabajo y la Superintendencia de riesgos del trabajo (SRT) desde abril de 2020

A nivel nacional, los contagios han afectado a alrededor de 7.000 trabajadores, de los cuales la mayor cantidad de ellos detecciones en puerta de obra de contagios producidos fuera del ámbito laboral, estos datos surgen de los estudios realizados por la Superintendencia de Riesgos del Trabajo.

"Estas cifras muestran una incidencia de los contagios significativamente baja, y más baja aún los contagios en obras, teniendo en cuenta que la industria de la construcción cuenta con más de 300 mil trabajadores activos en todo el país", afirmó la entidad empresaria.

Por otro lado, aseguraron que la actividad en obra privada no incide en el transporte público, pues los empleadores han tomado a su cargo el traslado de personal hasta las obras, por medios particulares, regulado también por un anexo a los citados protocolos.


(Télam)