Autoridades de la Cámara Argentina de Comercio (CAC) coincidieron hoy en manifestar preocupación por la situación económica de la Argentina, y reivindicaron el rol del sector privado para el progreso del país y la necesidad de un Estado fuerte que controle el cumplimiento de las leyes, al exponer ante la comisión de Industria y Comercio del Senado.

El presidente de la CAC, Mario Grinman, explicó que "la CAC es una institución de 98 años" que representa "al sector más dinámico de la economía argentina porque constituye el 65% del PBI y el 67% de la mano de obra".

"Argentina es un país potencialmente rico" y "la enorme frustración que tenemos es que siendo un país en el que tenemos todo, es incomprensible que tengamos esta decadencia casi permanente", expresó ante los senadores de la comisión de Industria y Comercio reunidos en el salón Arturo Illia de la Cámara alta

Grinman indicó que "cada generación que va pasando deja un país más complicado para el futuro", y aclaró que no se trata de "un problema puntual de este Gobierno" sino que es "de larga data".

"Venimos así desde 1930, con un 65% de inflación anual estructural promedio si sacamos el periodo de la hiperinflación", por lo que "no hay duda de que algo mal estamos haciendo".

El dirigente subrayó que el país podrá "salir adelante de la mano de la actividad privada", y destacó que "el rol del Estado es poner orden, seguridad, justicia y que las leyes no sean optativas".

Julieta Marysteni, en representación de las Pymes, coincidió con el panorama trazado y señaló la necesidad de instrumentar medidas para paliar los efectos de la crisis económica en el comercio.

En ese sentido propuso que se instrumente "un CUIT provisorio por dos años para aquellos que emprenden, para que puedan obtener créditos y no paguen impuestos esos años, tras lo cual a los que continúen se les cambie el CUIT y empiecen a pagar" para que de esa forma se evite "la gran informalidad que existe" en el sector.

Alejandra Rafael, presidenta de la Cámara de Santiago del Estero, reclamó por su parte que "los tres feriados nacionales por año, creados con fines turísticos, sean días no laborables en vez de feriados nacionales", en razón de que "crea serios problemas donde no hay turismo, porque esos días se deben pagar dobles".

Daniel Ariosto, de la Unión de Mendoza, abogó para "aminorar el impacto de la inflación, modernizar ingresos brutos -que es un impuesto castigo-, crear un nuevo sistema impositivo que sea menos asfixiante y hacer del comercio exterior una política de estado"

Entre los expositores también estuvieron Edgardo Phielipp, presidente de la Asociación de Neuquén, y Edgardo Mosquita, director de la Cámara de Rosario.

Tras las exposiciones de los directivos de la CAC, el senador por Chaco, Antonio Rodas (Frente de Todos) pidió la aprobación de un proyecto de su autoría para que la ciudad bonaerense de Berazategui sea declarada "capital nacional del vidrio".

Estuvo presente en la audiencia el exintendente de ese distrito, Juan José Mussi.

Finalmente el senador Alfredo De Angeli (Entre Ríos-JxC) cedió el uso de la palabra a Estela Miño, presidenta de la Administración del Parque Industrial de Gualeguaychú, quién pidió que el mismo pueda recibir los mismos beneficios que el Estado brinda a otros parques industriales. (Télam)