La bolsa porteña cayó 1,58% en la última jornada de la semana, en medio de un escenario marcado por la fuerte suba en la cantidad de personas contagiadas por Covid, desacoplada de la buena performance de Wall Street donde los principales indicadores cerraron con nuevos máximos.

Más allá de la magra performance diaria, el índice Merval -medido en pesos- marcó una ventaja positiva de alrededor del 2% en la semana, impulsado por la suba de la cotización de dólar Contado con Liquidación.

En balance final del índice S&P Merval se ubicó en 48.845,99 puntos, con 20 papeles en rojo y sólo dos subas: Cresud (2,82%) y BYMA (0,40%).

Por el lado de las bajas se destacaron Telecom, que perdió 4,90%; YPF, con un rojo de 3,40%; y la cementera Holcim, que cedió 3,24%.

"Frente a un panorama de incertidumbre ante las nuevas restricciones, los precios de mercado experimentaron ruedas sin expectativas claras de los inversores que digieren los nuevos anuncios de cierres", indicó Javier Rava, director de Rava Bursátil.

Rava señaló la influencia en el humor del mercado de las negociaciones que mantiene Argentina con el FMI.

"El ministro de economía Martín Guzmán viajará hacia Europa en busca de apoyo ante las negociaciones con dicho organismo. Si bien el motivo principal son en torno al FMI, también estará presente como parte del viaje la deuda con el Club de París y que el país deberá solventar al final del mes por US$ 2.400 millones, que termina por ser una incógnita dado que para refinanciar la deuda con ellos, exigen cerrar previamente el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional", enumeró el especialista.

En Wall Street, las ADR de empresas argentinas estuvieron más influenciadas por el escenario local que por el buen clima de Estados Unidos y finalizaron con mayoría de bajas, con Telecom, YPF y el Grupo Supervielle encabezando el lote de las pérdidas.

En el segmento de renta fija, los bonos cerraron la rueda con moderadas bajas con lo que la curva de los títulos globales se mantuvo estable respecto al cierre de la semana previa.

Desde la consultora Balanz precisaron que a diferencia de lo sucedido en semanas anteriores, en esta hubo "más compra en los globales cortos, especialmente el 2035, mientras que la demanda en globales largos parece haber perdido fuerza".

"De todas formas, el volumen operado en bonos soberanos argentinos sigue siendo bajo, los globales más cortos siguen operando por encima de 20% de rendimiento y la operatoria en el mercado local en muchos casos pareciera responder mayormente a negocios de contado con liquidación que a posicionamiento en bonos", agregaron.

Respecto a los bonos en pesos, desde Balanz destacaron que comenzaron a recuperarse a partir del martes a última hora luego del resultado de la licitación de los bonos duales de la Ciudad de Buenos Aires.

(Télam)