El principal índice de acciones de San Pablo (BOVESPA) cayó hoy 5,3% tras los cambios efectuados en la conducción de la petrolera estatal Petrobras por parte del presidente del Jair Bolsonaro el viernes pasado.

Las acciones de la empresa petrolera bajaron casi 20% hoy, luego de que el mandatario brasileño insistiera y justificara el cambio en la conducción de la empresa.

Con igual tendencia, los ADR de Petrobras en Wall Street bajaron 16,4%, respecto de los valores del viernes pasado, precisó el diario Gazeta Mercantil.

En tanto, el dólar cerró en San Pablo a 5,45 reales por temor a nuevas intervenciones del gobierno brasileño en otras empresas, lo que se reflejó en las cotizaciones de las acciones en la bolsa paulista.

Así, los papeles de Banco do Brasil bajaron 11% mientras que los de Electrobras descendieron 9,75%.

Sólo en la primera hora, la cotización de Petrobras perdió casi 86.000 millones de reales, en valor de mercado.

Bolsonaro negó hoy una injerencia en la compañía pero reiteró su descontento con la política de precios de los combustibles de Petrobras.

El mandatario brasileño reemplazó a última hora del viernes al CEO de Petrobras, Roberto Castelo Branco, por el general retirado Joaquín Silva e Luna, quien dijo hoy que "es necesario equilibrar los intereses de los accionistas y de los inversores con los intereses de la sociedad".

La remoción de Castello Branco se produjo como consecuencia de un ajuste del 15% en el precio del diesel y del 10% en las naftas.

Bolsonaro cuestionó esos ajustes porque "no respondían ni a una evaluación del dólar ni del petróleo", dijo.

Al justificar la designación de Silva e Luna, el jefe del Estado brasileño sostuvo que "es general, sí, y estuvo al frente de Itaipú durante dos años y saneó toda la empresa".

"En dos años, invirtió 2.500 millones de reales en obras, entre ellas, dos puentes con Paraguay, la ampliación de la pista del aeropuerto de Foz de Iguazú para recibir vuelos internacionales y la asistencia a más de 20 municipios de la región. ¿No es eficiente?", agregó.

Bolsonaro fue más allá y dijo que "no se volverá a designar a Castello Branco. ¿Cuál es el problema? Es una señal de que algunos en el mercado financiero están muy contentos con la política de un sólo sesgo de Petrobras que sólo sirve a algunos grupos".

El presidente del Brasil afirmó también que "es posible bajar el precio de los combustibles 10% sin la intervención del gobierno".

(Télam)