La Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) recortó la estimación de producción de trigo en 1,6 millones de toneladas respecto a la semana pasada y situó la nueva proyección en 12,4 millones de toneladas, como consecuencia de las heladas tardías de principio de mes y de la sequía.

De concretarse este nuevo guarismo, la caída respecto al ciclo 2021/22, cuando se produjeron 22,4 millones, sería de 10 millones de toneladas.

"Luego de evaluar los daños generados por las heladas de finales de octubre/principios de noviembre sobre el sur del área agrícola reducimos nuestra proyección de producción", indicó el informe de la BCBA.

Esta región prevé mermas de un 30% con respecto al rendimiento medio de las últimas cinco campañas, afirmó el escrito y advirtió que "de confirmar dicha tendencia

nuestra actual proyección de producción podría registrar un nuevo ajuste".

En el norte, cobró impulso la cosecha de trigo entre 20% y 40% con respecto al promedio de las ultimas 5 campañas, mientras que sobre el centro, se reportó perdida de área cosechable y abandono de cuadros a favor de siembras de cultivos de verano siendo el Núcleo Sur la región más afectada.

Ayer la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) también ajustó al estimación de producción hasta las 11,8 millones de toneladas, a la vez que el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) previó una cosecha de 15,5 millones de toneladas.

Por el lado del maíz, la siembra se concentró en Buenos Aires y La Pampa, en especial de los plantaciones tempranas del cereal.

No obstante, los trabajos de implantación avanzaron 0,5 puntos porcentuales y se ubicaron en el 23,4% de las 7,3 millones estipuladas para el cultivo.

Por último, la siembra de girasol progresó 10,9 puntos porcentuales durante la semana, debido a que ya se cubrió el 75% de las 2 millones de hectáreas previstas para la oleaginosa. (Télam)