La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) detectó más de 2.000 toneladas de granos sin declarar en dos establecimientos agropecuarios de la provincia de Córdoba, sobre los que se analizarán posibles multas y el impacto en el scoring del Sistema de Información Simplificado Agrícola (SISA).

Según se informó oficialmente, se trató de 1.899 toneladas de maíz y 198 de soja con un valor de mercado de $ 89.000.0000 detectados en dos operativos en un feedlot que contaba con una dotación de 6.000 bovinos y un criadero de porcinos con 440 madres en producción, ambos ubicados en la provincia de Córdoba.

Funcionarios del organismo conducido por Carlos Castagneto constataron un atraso de más de 60 días en la carga de la información que los operadores del comercio de granos, incluidos los compradores para consumo.

En estos casos, los productores están obligados a ingresar a través de un régimen de registración sistémica de movimientos y existencias de granos no destinados a la siembra. (Télam)