La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), a través de la Dirección General de Recursos de la Seguridad Social (Dgrss), detectó trabajo ilegal en la totalidad de la planta de una fábrica de suelas en la zona sur del conurbano bonaerense, durante una fiscalización presencial.

El organismo encontró en el establecimiento a ocho empleados que no habían sido registrados y por ende carecían de cualquier tipo de cobertura. Al mismo tiempo, en el operativo se verificó que el local no cumplía con las condiciones de seguridad y salubridad.

Según informaron en un comunicado desde el organismo de fiscalización, como resultado del procedimiento, se exigirá al contribuyente la regularización laboral, el pago de la deuda previsional y de las multas previstas en la normativa.

En este marco, señalaron que los agentes de la AFIP se presentaron al domicilio a raíz de una denuncia anónima recibida de forma telefónica.

Luego de concluidas las tareas de investigación, los inspectores se dirigieron allí para realizar un relevamiento del personal y comprobaron que las ocho personas que se desempeñaban en el emprendimiento estaban contratadas de forma irregular.

Por otro lado, los inspectores del organismo constataron que el local se encontraba inhabilitado y carecía de condiciones de salubridad y elementos de seguridad necesarios para este tipo de actividad. Entre las malas condiciones de trabajo se observaron cantidades de mercadería tirada por todo el piso y la falta de salidas de emergencia.

Estas irregularidades fueron incorporadas en un acta que se envió al área de Seguridad e Higiene del Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires para poner en conocimiento al organismo bonaerense.

Como resultado del operativo, se generará una fiscalización al contribuyente para exigir la regularización de los empleados, determinar la deuda previsional y las sanciones previstas por la legislación vigente.

En el procedimiento también participó la Dirección Nacional de Migraciones, dependiente del Ministerio del Interior, informaron.

El número para realizar denuncias por trabajo ilegal, servidumbre o explotación infantil es el 0800-999-DENU (3368), opción 3. Es una línea anónima y gratuita.

(Télam)