La Dirección General de Aduanas (DGA), en conjunto con Gendarmería Nacional, evitaron el contrabando de 150 toneladas de soja que se intentaban ingresar a Brasil, en un control en la provincia de Misiones, según consignó el organismo tributario.

De acuerdo con el comunicado oficial, se logró “aprehender 150 toneladas de soja con destino al contrabando hacia Brasil”.

De esta manera, bajo instrucción del Juzgado Federal de Oberá se secuestraron 146.710 kilogramos de soja quebrada o partida a granel de producción argentina, con un valor en plaza según personal especializado en valoración de la DGA de $ 15.093.391,44.

Al respecto, desde el organismo explicaron que “la provincia de Misiones no produce, consume muy poco y tampoco la emplea como materia prima, sin embargo los datos relevados por las autoridades dan cuenta que el volumen de granos con destino a la tierra colorada se ha incrementado de manera exponencial”.

El control fue llevado adelante por Gendarmería y la Aduana de Oberá sobre la vera de la ruta 14. (Télam)